14357350516221

La Confesión religiosa Wicca, Tradición Celtíbera, desea manifestar su gratitud a los Dioses por habernos bendecido con el crecimiento de nuestra Hermandad, tras la Iniciación de cinco nuevos hermanos.

Siendo una Tradición no proselitista, esto es, que no busca crecer más allá de garantizar su transmisión y núnca por encima de la responsabilidad que exige hacerlo, menteniendo siempre la calidad por encima de la cantidad, toda nueva Iniciación es tan importante como valiosa.

No entendemos la Iniciación como una meta, sino como el principio vital de un proceso de renovación personal, religiosa y espiritual que además de nutrir al Iniciado en su búsqueda de superación, renacimiento y enriquecimiento intelectual, haga de éste un hombre o mujer libre pero comprometido con el valor y la responsabilidad que suponen ser depositario de una Tradición a la que se debe a partir de iniciarse para garantizar su respeto, rigor y continuidad.

Por todo ello, queremos agradecer a nuestros nuevos hermanos haber alcanzado este Primer Grado y entrar por derecho propio a formar parte activa de la Tradición Celtíbera. Depositamos en ellos nuestra confianza y seguridad que su renacimiento revitalizará nuestra savia y hará posible que Wicca Celtíbera siga viva más fuerte una generación más.

Bienvenidos a la que es vuestra casa y vuestro Camino, Galo, Stephi, Marga, Akela y Sol. Que el Sol os ilumine, que la Luna os guarde y que el Árbol os guíe a partir de ahora.

 

Fernando González

Brueisamos Kombalkores Bintoi

Confesión religiosa Wicca, Tradición Celtíbera

1435733969900

grecia21

Talleres, cursos, academias, escuelas, diplomas, titulaciones… la oferta formativa a través de la Red se ha multiplicado de manera exponencial, máxime cuando las barreras físicas se han visto superadas por la tecnología. Un potencial que no ha escapado al ámbito del Paganismo.

Pero en vez de aprovechar la gran ventaja que supone un mundo sin fronteras y apenas impedimentos para transmitir y recibir toda la información que necesitemos y enriquecernos intelectual y espiritualmente con el basto conocimiento que ponen y tenemos a nuestro alcance, hemos acabado corrompiendo una vez más el bien que se nos ha dado para lucrarnos ilegítimamente a costa de nuestras creencias, pero sobre todo de nuestros intereses y deseos.

La demanda ha crecido tanto como la competencia y para llevar más lejos sus negocios y ponerse por delante de sus competidores, muchos no han dudado en valerse de estas nuevas tecnologías para reinventar la publicidad engañosa, la farsa y la estafa.

El mundo Pagano y quienes viven de él no ha escapado de esta lacra, y si bien hubo un tiempo que ante una fuente inagotable de datos estuvo a punto de arruinarles, pues carecía de sentido vender a unos pocos lo que de forma gratuita estaba al alcance de todos, malicia y avaricia se unieron para dar un toque más sofisticado al embaucador profesional.

images-1Ya no atraen como antes los gurús ni los talleres mágicos, porque tenemos poco margen de servicio y contamos con miles de páginas y archivos a los que acceder gratuitamente, y nos hemos acomodado tanto, somos tan vagos y superficiales, que rechazamos la formación integral y exhaustiva. Lo queremos todo, lo queremos ya y lo queremos sin esfuerzo… pero eso sí, que parezca un logro, incluso que nos lo creamos nosotros mismos.

Así, cuando en este ámbito pagano se ignoran, soslayan o admiten “ofertas iniciáticas” que mezclan y confunden interesadamente, consagrarnos como discípulos a un Culto religioso con matricularnos como alumnos de un Curso formativo, algo estamos haciendo mal.

Cuando se pone a la venta un producto, que es de lo que estamos hablando en realidad, con el propósito de acercarnos a una religión concreta, magnificado con un reclamo publicitario cuyo objetivo fundamental no es promover nuestro interés por conocer mejor ese Culto, no, sino hacernos creer que es una oferta para iniciarnos en él, o sea para introducirnos formal, ceremonial y religiosamente como neófitos en una Tradición Hermética, Mistérica e Iniciática, que por principio universal rechaza de plano el proselitismo (sic), por muy poco que uno esté documentado en este tipo de religiones, deberían saltar todas las alarmas.

Cuando hay la impudicia de anunciar cursos públicos para ordenar sacerdotes, con temarios improvisados, sesgados, inconexos y “fusilados” hasta de Wikipedia, sin contar con vocación, intereses y conocimientos o una auténtica Tradición de testigo y referencia, ni reflexionar sobre lo inútil y contraproducente de querer condensar años de estudio y dedicación en unas tutorías y pocas semanas, que no quepa duda alguna: esto es una farsa.

¿Pero de verdad puede haber persona tan ilusa como para creerse que un SACERDOTE de la religión que sea, puede estar mínimamente formado con un cursillo, unas pocas horas lectivas y quizá a distancia? Más aún ¿en qué cabeza cabe que pueda ser veraz, integral y reconocida la formación de quien se presente a un tiempo como sacerdote de religiones diferentes? ¿Acaso daríamos credibilidad a una persona que se diga tanto rabí como cura? ¿Entonces?

Y no digamos de esos cursos “intensivos” de fin de semana que se multiplican por Facebook, en los que te despachan a granel en dos encuentros y a las pocas horas ya como “iniciado”, a veces tras una evaluación, que ni exámenes ni pruebas ni tiempo para conocerse, sobre lo que te acaban de “contar”, a algunos por primera vez, bajo el mántrico “prrr-prrr” del datáfono y la foto-finish de los graduados -todos, que para eso pagan- mostrando su “Diploma de Iniciación”.

Hombre, teniendo en cuenta que normalmente no pasan de ocho horas lectivas en el mejor de los casos, porque el domingo toca iniciación “a la japonesa”, que por motivos de agenda reniegan hasta de una iniciación decente (especial, íntima), tampoco es que haya mucho que enseñar y menos que aprender.

guru2-1Por cierto ¿a cuántos se les exime pagar el curso en todo o en parte si no tienen posibilidad de hacerlo o les cambia su suerte? Porque, claro, esto es un negocio, y ellos, quienes lo dirigen, unos “profesionales” que viven de “eso”… y aquí nadie “trabaja” gratis.

Vamos, que todo eso que nos “venden” del amor universal, la fraternidad y la comunión con la Naturaleza de todos los seres humanos y bla bla bla, se va a hacer puñetas como no tengas cash

¿Cuántos de los matriculados suspenden? Aunque es una pregunta retórica pues ya sabemos que todos aprueban porque para eso han pagado, no deja de ser un indicio más de una ignominiosa desverguenza que debería hacernos reaccionar frente a la desvirtuación y prostitución de nuestras creencias.

El ardid es tan simple como viciado: mediante la presentación grandilocuente de un “Curso Iniciático”, nos atraen con la vana pretensión que podamos comprar nuestra consagración sin pasar por el duro y laborioso trance de una auténtica iniciación, pero sin hacernos sentir avergonzados, culpables o idiotas. Bueno, esto será inevitable con el tiempo.

Si quiera fuese para poder mirar a los ojos de nuestros neófitos sin que se nos cayese la cara de vergüenza, ya que algunos parecen haber olvidado lo que les costó llegar a lo que son -quizá porque se lo pusieran muy fácil o no sean lo que dicen ser-, solo con eso tendríamos motivos sobrados para no desmerecer el esfuerzo que supone renacer a nuestros hermanos y hermanas, que observan atónitos cómo se aceptan por iguales personas que han sacrificado 75€ y un fin de semana de sus vidas, frente a los años de sacrificios y una dura preparación que con todo derecho y razón les exigimos a ellos.

¿Con qué argumento les diremos que, para nosotros, ambos tienen la misma consideración, su dedicación el mismo valor y nuestro esfuerzo por enseñarles concienzudamente, un sentido? ¿Y para qué pedirles tanto, si en realidad no lo creemos necesario? ¿Ésta es nuestra coherencia?

Contra el mercadeo iniciático podrían tomarse muchas medidas de haber un sentimiento real de Comunidad, por ejemplo comprometernos a la denuncia de estas prácticas, el desprecio a la actitud de sus promotores y el acuerdo tácito de todos los Cultos de no reconocer las cualidades obtenidas por este sistema.

¿Fácil, verdad? Pues parece que no, porque quizá muchos estén más interesados en ir a lo suyo y si pueden zancadillear al de al lado, que en cambiar las cosas, pensando que tal y como está la situación no les perjudica y de modificarse hasta les beneficie, lo justito aunque sea para decidir que mejor se “mojen” otros. Craso error.

Y aquí hemos de pararnos un momento para reflexionar si no tendremos nosotros mucha de la culpa de estos fraudes… es más, es que la tenemos.

Porque sin demanda no hay oferta que se sostenga por mucho tiempo, y esto lo digo, sí, por todas aquellas personas que conciban el Camino Iniciático como una oportunidad laboral, como un mito romántico que da postín o como un espacio donde quepan los atajos.

Porque somos conscientes que nadie regala nada en esta vida y que cuando alguien te ofrece una ganga que no puedes dejar pasar, acabas perdiendo tu dinero, tocada tu inocencia y en la basura lo que compraste.

Y porque seamos realistas y no escurramos el bulto, o mejor limpiar nuestra conciencia diciendo que nunca lo hemos aceptado, que mirar para otro lado frente a tanta inmoralidad y dislate, aunque sea renegando, justificará que no hagamos lo que esté en nuestra mano para evitarlo.

También se da el caso, excepcional pero no extraño, de negocios que han prosperado hasta el punto de poder mantener una infraestructura pseudo-docente por largo tiempo, normalmente tanto como aguante la paciencia, interés y credulidad del alumno y sobre todo la de su bolsillo y proyección de futuro, porque no es menos cierto que el mejor pagador suele acabar formando parte del timo.

Los que vayan a ejercer como docentes, se nos presentarán con un currículo tan dilatado como falso y estrafalario, al objeto de convencernos de su “profesionalidad”, de la seriedad de su temario y del reconocimiento que esperamos obtener con el curso.

Y lo hacen proyectando la falsa idea que la Iniciación es una carrera profesional o un Master, que podemos incluir en nuestro currículo laboral -aquí el anzuelo-… y “también” un Rito de Paso que nos abre el Camino de nuestro renacimiento espiritual -aquí el cebo-.

Me vienen a la cabeza casos como un “Archidruida” y Mago Cabalista que pasea su “coven” por las ferias para oficiar Akelarres, uno que dice ser Sumo Sacerdote Wicca, Babalawo Yoruba y sacerdote Vudú a un tiempo, otro que es Obispo cristiano y Sumo Sacerdote Wicca, o un cuarto que se ha auto-nombrado druida al tiempo que da cursos en los que inicia al Druidismo -¿qué sentido tiene si cada cual se puede iniciar así mismo cuando quiera, como hizo él?-…

Normalmente, como leemos, se presentan con el máximo grado o nivel sacerdotal de cada religión que nos venden, pensando que cuanto más grande sea la mentira, más difícil creerla falsa.

dios-amor

Pasarán por alto y despacharán con un cinismo tan absurdo como atractivo para nosotros, que decirse “auténticos” ministros y representantes de varias religiones a la vez, en muchos casos teológica y doctrinalmente antagonicas, carece de sentido, seriedad y, seamos claros, de verguenza.

No dudarán en “absolver” nuestras conciencias confundiendo espiritualidad con religión y falta de dogmas con religión “a la carta”, para convencernos que esto de formar parte y tener dos o más teologias y filosofías e incluso oficios sacerdotales -tantas como cursos impartan- de Cultos diferentes como por ejemplo el Cristianismo y la Wicca, es normal y ni siquiera exige renunciar a alguno de ellos porque, a fin de cuentas, todos nos llevan a lo mismo… a sacarnos el dinero, claro.

Embrollándonos con la terminología, tratarán de “desmitificar” el proceso iniciático -¡pero qué cosa más absurda!- introduciendo un modelo público, “ofertista” y profesionalizado frente al tradicional sistema personal, elitista y religioso.

Quieren hacernos creer que la matriculación en una especialidad profesional es igual a la iniciación en un oficio sacerdotal. Pero como decimos, el sacerdocio es un oficio no una profesión y por lo tanto no es una salida laboral, sino una entrega completa, sincera y devota a un Camino espiritual, mágico y religioso de superación, evolución y servicio.

Se dirán Sumos Sacerdotes, Archidruidas y cualquier cosa que se les ocurra, como ya hemos dicho, recurriendo para ello a ramas y variantes en las que no se pueda confirmar la veracidad de sus grados ni de su “historia”… y si no hay ninguna tranquilos, se la inventarán.

Mentirán sobre la religión y la Tradición de la que se digan representantes al igual que de sus antecedentes, mostrándose esquivos si no molestos frente a cualquiera que les solicite contrastarlo.

No dudarán en tergiversar normas y doctrinas para justificarse: unos restando importancia a ciertos criterios comercialmente “incómodos”, como la Tradición de guardar al menos un tiempo natural (un año y un día en la Wicca) para iniciarse, estar previamente ordenado sacerdote para hacerlo (como por ejemplo en el Druidismo), etc., y otros inventando unos nuevos que les avalen.

Su discurso, machacón y retórico, abundará una y otra vez en la licitud sobre todo ética de su oferta, la fidelidad de la formación que imparten y la validez de la titulación que otorgan.

Unos conocimientos, por cierto y para desencanto de muchos, que cualquiera que tenga acceso a Internet puede obtener por sí mismo sin coste económico alguno. Y esto es así porque en realidad no saben ni conocen de ningún misterio, y no están iniciados ni se les espera en ningún Culto del que puedan aprenderlos.

Evitan explicar cómo es posible alcanzar el estatus necesario para conocer los secretos y los Misterios de estas religiones, una responsabilidad que implica haber jurado confidencialidad, y que al mismo tiempo puedan compartir abiertamente lo más íntimo de una Tradición que fue y sobre todo sigue siendo hermética y mistérica, y divulgar sus secretos mejor guardados (los iniciáticos), a todo aquél que se los compre.

Mezclan con tanto descaro terminología comercial y religiosa, que no les tiembla el pulso decir, por ejemplo, que prestan una “formación continua con un linaje ininterrumpido” (!), como he leído en una de esas ofertas comerciales que te vende hasta el sacerdocio on-line

¿Pero qué puñeta significa “Formación continua con un linaje ininterrumpido”? ¿un linaje de profesores, de alumnos, de profesores a alumnos que luego serán profesores? ¡No hombre, no! en lo comercial esto tiene un nombre y no es linaje, sino pirámide, negocio piramidal… “yo te la “cuelo” a ti pero no te preocupes, porque si “tragas” procuraré que, por un porcentaje, tú se la “cueles” a otros y así ganamos todos“.

En otro orden de cosas y como ya lo he leído en dos de esos anuncios de cursos-milagro, me pregunto: ¿Es solo a mi, o a los demás también les suena ridículo imaginar un anuncio que dijese: “Hágase cura por correspondencia“, o “¡Si tienes Skype, ya puedes ser rabino!“? ¿Y el bautismo cómo lo hacemos, en el baño y por YouTube? ¡Por favor!

Resumiendo, matricularse en un curso de formación lo único que infiere es que si es serio, nos procurará un mayor o mejor conocimiento de la materia que imparta ¡oh sorpresa! Por lo mismo que si decidimos iniciarnos en un Culto religioso y somos admitidos, no nos enseñarán únicamente a conocerlo, sino a conocernos y descubrirnos como parte viva del mismo, naciendo a algo diferente que marcará al menos el resto de nuestras vidas.

Porque es de esto de lo que trata la Iniciación, no de facilitarnos una salida profesional ni un grimorio infalible y mucho menos un estatus con el que pavonearnos.

Aprendamos a valorar nuestro esfuerzo y superación y sobre todo a respetar a las Seidades que decimos honrar y no seamos tan irresponsables, por nuestro bien y salud mental, como para creer que podemos engañar a las Divinidades y someterlas a nuestros caprichos.

Screenshot_2015-05-29-03-24-04-1Superemos de una vez el deje cabalístico, pseudo-cristiano y decimonónico, al menos como paganos que decimos ser, de creer que podemos controlar, dominar o someter a los Dioses Antiguos de nuestros viejos Panteones, cual demonios medievales, para que sirvan a nuestros intereses y necesidades, o suponerles tan estúpidos como para ignorar que por mucho que lo disimulemos, sabemos y saben que estamos haciendo trampa y aún así creer que nos saldremos con la nuestra.

El cambio más importante y el primero será el interno, el íntimo, el más sagrado de todos los que se irán produciendo a partir de entonces en nuestras vidas, porque será desde ese momento que los Dioses y Diosas nos otorgarán consciencia, un nombre y el Camino que nos lleve a trascender como renacidos… no nos hurtemos ese derecho al menos.

Enseñemos y aprendamos con honestidad, sin más bagaje que nuestra decisión, voluntad y creencias, ni menos peso que el de nuestro sentimiento más íntimo por dar y recibir aquello que ha nutrido o vaya a hacerlo, nuestro espíritu e intelecto.

Y hagámoslo sin prisa ni atajos, disfrutando de cada momento y situación, de cada paso o peldaño que habrá de guiarnos hacia nuestro Destino.

Acerquemos a los demás nuestra experiencia o acudamos a quienes puedan transmitirla sin complejos, pidiendo que se valore nuestro trabajo y que se respete nuestro esfuerzo. Exijamos un precio justo si de lo que se trata es impartir conocimientos académicos o una entrega fiel si transmitimos la herencia de una Tradición, pero sin confundir ni mezclar los conceptos. Que en todo caso la primera lección sea siempre nuestro ejemplo.

Quizá todo esto no nos haga más ricos, tampoco más pobres, quizá ni sea importante que lo seamos, pero al menos habremos sido transparentes frente a nuestros Dioses, fieles a la memoria de nuestros Ancestros y honrados con nuestros allegados y al final, cuando demos el salto, cuando crucemos el umbral, hayamos ganado un lugar digno entre nuestros Antepasados.

©Fernando González-Wicca Celtíbera

0620-Willis-PaganHeadstone-550x358

Hay artículos que, según y cómo se enfoquen, pueden perder desde la perspectiva hasta el respeto más básico hacia las personas. Entiendo que éste es uno de esos casos.

Desde el Boletín Digital MUNDO ESOTÉRICO Y PARANORMAL, el artículo: “Las Fuerzas Armadas del Reino Unido recluta a brujas, paganos y druidas para el ejército*, analiza bajo un prisma tremendamente pobre, sensacionalista e injusto la presencia declarada de paganos en las Fuerzas Armadas, a tenor de una polémica suscitada en el Reino Unido sobre el particular.

Bajo un pronunciamiento hostil y muy superficial, donde ya desde el mismo título se nos conmina a seguir una línea editorial absurda, con el objeto de llamar la atención sobre una noticia intrascendente por sí misma, se nos hace creer que la existencia de militares paganos dentro del Ejército tenga algo que ver con la llamada “guerra mágica” o “guerra psíquica“, de la que con tanto morbo como imaginación se han vertido ríos de tinta.

Partiendo que tanto brujos como druidas son paganos, bajo el enunciado de creyentes de los Cultos pre-cristianos, diferenciarlos no tiene sentido. Asimismo, que la existencia de militares que se declaren fieles de religiones no mayoritarias, sea motivo de noticia más allá de dar fe de un hecho lógico en sociedades plurales y democráticas, no debería tener ningún recorrido.

1365272268_028321_1365272499_noticia_normalIgualmente, el hecho que miembros de los Ejércitos de países occidentales declaren su fe con el objeto de acceder a los mismos derechos, que ahora NO TIENEN, de los que disfrutan los fieles de los Cultos mayoritarios, no significa que se esté “reclutando paganos”, sino que los paganos que hay y pueda haber en sus filas no sean discriminados por motivos religiosos.

¿Qué tiene esto que ver con un reclutamiento ex profeso? Nada, absolutamente nada. Son ganas de desviar la atención y fomentar la discriminación religiosa a costa de vender noticias de lo peor de la prensa amarilla.

Dice: “Desde tiempos inmemorables, brujas, paganos y druidas han sido un “arma” oculta en las grandes batalles de todo el mundo […]”

En tiempos inmemoriales y no tanto, todos eran de una u otra forma paganos, así que esta perogrullada no tiene mayor valor indiciario. Y todos recurrían a la magia/religión para favorecerse y poner de su lado a los Dioses. Cosa que no debería resultar llamativo, por cierto, a nadie que haya leído la Torah, la Biblia o el Corán, pongo por caso.

Pero cleros, ritos y “magias” al margen, tan paganos eran los que dirigían o propiciaban las victorias, como los guerreros y soldados de a pie que peleaban y morían mano a mano en las batallas.

Desgraciadamente la cobardía humana no limita las luchas fratricidas a un enfrentamiento directo de los interesados, sino que antes de ello y así es desde tiempos “inmemorables”, los poderosos se han valido de la fuerza de la mayoría, de la sangre de la mayoría, del sacrificio de la mayoría para resolver sus cuitas… y es precisamente la sangre de estos paganos, la que está en juego y se comprometen a verter.

Ignorar los hombres y mujeres que van a la batalla y sacrifican su don más preciado, la vida, para defendernos a todos los demás, ahogando su sacrificio y privándoles del reconocimiento que merecen en aras de ritos y ceremonias que hagan creer al profano que no arriesgan sus vidas in situ, además de ser muy poco elegante me parece profundamente mezquino.

Estas personas están ya alistadas o se alistarán, no para hacer rituales contra el enemigo, sino para cargar su arma, coger su mochila y enfrentarse con un enemigo que en muchas ocasiones hará lo mismo, encomendarse a sus Dioses si los tiene, seguir los preceptos de su fe y por o a pesar de ello luchar en el nombre de todos los suyos.

La lucha mágica y secreta de la que habla el artículo es eso, secreta, y ni precisa ni utiliza el reclutamiento público a filas de sus miembros. Tengamos un poquito de seriedad y sensibilidad, cuando hablemos de personas que luchan en nuestro nombre.

Dice: “Según varios medios de comunicación, las brujas, paganos y druidas son personas que utilizan sus propias creencias religiosas para el bien del Reino Unido, y que implican rituales paganos y hechizos que podrían ser útiles en caso de batalla.

¿Y…? ¿Qué nos quieren decir con esto? ¿Por qué no damos la vuelta a la tortilla en esta frase y cambiamos alguna palabra a ver qué leemos?

<<Según varios medios de comunicación, las CATÓLICAS, CRISTIANOS y ANGLICANOS son personas que utilizan sus propias creencias religiosas para el bien del Reino Unido, y que implican rituales CRISTIANOS y ROGATIVAS que podrían ser útiles en caso de batalla.>> Pues eso.

capellanes-castrenses-armenios

Dice: “Aunque los diputados temen que los altos mandos militares se hayan visto obligados a contratar a miembros de religiones y creencias alternativas para frenar la crisis de reclutamiento. Ya que los recientes intentos para impulsar el reclutamiento de unidades regulares y de reserva han tenido resultados decepcionantes.”

Ni entiendo el temor de los diputados ni, que yo sepa, en el Reino Unido se reclutan soldados a la salida de los lugares de Culto de según qué religiones con presencia en el país ¿o sí?

Que haya menos demanda para formar parte del Ejército en un mundo cada vez más culto y civilizado, en el que salvo muy contadas excepciones las guerras son aún provocadas con el objeto de disponer de mayor control y capacidad económica, pues tampoco me parece excepcional. Y esto al margen que afortunadamente la sociedad reclama con más fuerza que la milicia empiece a tener un mayor sentido humanitario.

Dice: ““¿Realmente queremos soldados que creen que pueden lanzar hechizos al enemigo? Esto son solo creencias religiosas y no tiene nada que ver con ser un soldado eficaz”, expresó un diputado.

Hombre, yo le diría a este diputado, si realmente queremos soldados que crean que con la imagen de un “santo” en el bolsillo van a evitar que les alcancen las balas del enemigo.

Dice: “Pero los datos revelan otra realidad, y es que las fuerzas armadas del Reino Unido cuentan con 1.000 personas expertas en toda clase de religiones y ocultismo, que parece indicar que el uso de estas prácticas para la batalla no es nada casual. Los recientes datos obtenidos a través de la Ley de Libertad de Información del Ministerio de Defensa muestran que hay 60 miembros de la religión Wicca oficialmente registrados. Las cifras también revelan más de 360 ​​paganos, y 160 espiritistas, que pueden comunicarse con los muertos.

¿Y con cuántos “expertos” en ritos cristianos cuentan? La estadística, además, no es que sea abrumadora y pienso que sensiblemente incierta debido, por ejemplo, al uso discriminatorio que se hace de ella. Quizá si por tener una religión minoritaria no se te mirase como a un bicho raro, hasta saldrían muchas más personas.

imagesca1lim6eDice: ““No puedo dejar de pensar que tal vez uno o dos puedan volar como las brujas”, dijo el diputado conservador y ex coronel Bob Stewart a los medios de comunicación.”

Bueno, si por un lado el Ejército puede contar con uno o dos que vuelen en escoba y tres o cuatro que derriben muros soplando la corneta, de a pocos se va haciendo un mucho ¿verdad?

Afortunadamente puede contarse con la opinión sensata de personas como Julian Brazier, miembro del Comité de Defensa de los Comunes, y espero y deseo que a medio plazo con otras muchas más que no miren las creencias, sino los valores de las personas, a la hora de tenerlas en cuenta.

El “plumero” de este articulista vuelve a relucir cuando dice: “Aunque el Reino Unido no es el único en contar entre sus filas con este tipo de prácticas. Los militares de EE.UU., dominado durante mucho tiempo por soldados cristianos, tiene la orden de contratar miembros de otras religiones, y eso incluye a los paganos, los druidas y las brujas.”

A ver, como doy por hecho sabrá esta persona, las prácticas religiosas de/en los miembros de las Fuerzas Armadas no es una novedad, solo que como en Occidente la represión, la persecución y la censura impedían otras manifestaciones religiosas en el Ejército que las cristianas y no ser cristianos o seguir una religión minoritaria no cristiana era delito, al margen de los ateos y agnósticos, no daba para ir diciéndolo abiertamente por ahí ¿verdad? ¿Significa esto que no hubiera paganos entre sus filas? Probablemente no.

¿Quiere decir que se haya dado la orden de “contratar” soldados paganos? ¡Vaya estupidez! En todo caso dejará de ser necesario declarar pertenecer a una u otra religión para entrar en el Ejército.

Dice: “Incluso la Academia de la Fuerza Aérea de los EE.UU. en Colorado, tiene un sitio especial para para el culto: un anillo al estilo Stonehenge para permitir que tanto las brujas como los paganos puedan practicar su “magia” por la noche. Se asienta en la cima de una colina arbolada, tiene un pozo de fuego de propano como combustible y es para los cadetes que siguen este tipo de religiones, incluyendo los druidas, brujas y seguidores de religiones nativas americanas.

Pero vamos a ver ¿cómo se puede escribir tamaña imbecilidad? ¿De cuántos Lugares de Culto pagados por las arcas públicas, disponen las religiones mayoritarias en las Fuerzas Armadas? Pero volvamos a cambiar una palabra por otra en la frase para situarnos en la profundidad del mensaje…

<<Incluso la Academia de la Fuerza Aérea de los EE.UU. en Colorado, tiene un sitio especial para el culto: UNA CAPILLA al estilo CATEDRAL para permitir que tanto las CATÓLICAS como los CRISTIANOS puedan practicar su “magia” LOS DOMINGOS…>>

En fin, ya sean druidas, asatruar, hellenos, cultores, wiccanos, etc., las personas que formen parte de nuestras Fuerzas Armadas, preocupémonos antes velar por los derechos fundamentales que estamos en la obligación de reconocerles, y las creencias religiosas lo son, que por las peculiaridades de sus Cultos, con el mismo desapego con el que ellos ignorarán los de los demás cuando deban poner en riesgo sus vidas por garantizar las nuestras.

Que el color de la piel no condiciona el reclutamiento, es un hecho obvio en los ejércitos modernos y no entiendo que las creencias religiosas o ideológicas debieran tratarse de manera diferente, y en todo caso ¿no deberíamos empezar por preocuparnos antes por la ideología que por la liturgia? Porque en lo que a mi concierne, como ciudadano occidental de un país democrático, puesto en la tesitura sopesaria a quienes defiendan doctrinas excluyentes e invasivas ó inclusivas y respetuosas con la diversidad, antes que si sus creyentes se estremezcan por un eclipse o frente una oblea.

stonehenge-fuerza-aerea

_________________________________________

* http://www.mundoesotericoparanormal.com/fuerzas-armadas-reino-unido-recluta-brujas-paganos-druidas-ejercito/

©Fernando González-Wicca Celtíbera

foto de archivo

COMUNICADO SOBRE LA APROBACIÓN DE INCLUSIÓN EN EL GLOSARIO DE LAS RELIGIONES, DE LAS ENTRADAS AL DICCIONARIO ACORDADAS POR ESTA PLATAFORMA CON LA FUNDACIÓN PLURALISMO Y CONVIVENCIA Y EL OBSERVATORIO DEL PLURALISMO RELIGIOSO EN ESPAÑA.

De izq. a der., D. Fernando González (Plataforma Pagana), D. Ricardo García (Ministerio de Justicia) y D. Michel Nantes (Plataforma Pagana)

COMUNICADO SOBRE LA REUNIÓN CON EL SUBDTOR. GRAL. DE RELACIONES CON LAS CONFESIONES DEL 28 DE ENERO DE 2015.

 

SuperPhoto_140809075742

BRUJERÍA TRADICIONAL vs WICCA TRADICIONAL, UN PUENTE SIN ORILLAS (II)

En 2013 dejamos inconcluso un artículo que llamó mucho la atención y provocó una gran polémica entre la Comunidad Pagana, porque tocamos materias tabú de las que nadie quería hablar sin el beneplácito, la bendición o el preceptivo nihil obsta de lo políticamente correcto y su línea editorial, quedando pendiente un segundo escrito sobre la Wicca Tracicional.

Al objeto de rematar ese trabajo y afrontar el nuevo ciclo menos cargados de “debes” y más dispuestos a afrontar nuevos retos y escenarios, doy cumplimiento a nuestra deuda y escribo la segunda parte del mismo[1]

IMG_131410579252210Quiero dedicar el primer artículo de este nuevo años 2015 a lo que creo es lo único que tiene y ha dado sentido a mi vida, que siempre ha estado conmigo en lo bueno y en lo malo, que nunca me ha decepcionado, a la raíz de un árbol demasiado grande para contenerle y que no solo ha germinado sino que atravesó mi corazón hasta romperlo, nutriéndome y alimentándose de mi a un tiempo. Quiero empezar este año hablando de La Vieja Religión.

Y voy a hacerlo con datos y no desde un punto de vista poético, para el que ya hay gente verdaderamente inspirada, o imponiendo por sí sola mi opinión a los demás bajo el “yo pienso” o el “yo entiendo“, que como sabemos en ocasiones acaba siendo mera retórica para justificar que se acepten sin recelo, ideas y opiniones que adolezcan de sustancia y disfracen nuestra inseguridad.

El título de este trabajo, El Arte de la Wicca, es causal, premeditado y consciente, como vamos a comprobar en un instante. No se trata de un recurso literario ni un juego de palabras, sino del significado etimológico REAL, de la palabra witchcraft (Brujería).

Es un pequeño extracto de una obra mucho más prolija en la que estoy trabajando y de la que quiero dejar hoy aquí esta muestra, como testimonio de una realidad tércamente ignorada, aportando nuestro particular granito de arena a un resurgimiento imparable de los viejos Cultos nativos indoeuropeos, del que la Wicca, precisamente por ser Wicca, nunca debió desligarse.

No dudo que en este punto más de uno empezará a removerse en su asiento, que mirará con escepticismo el título y pensará con qué nueva extravagancia vaya a encontrarse. Espero decepcionar sus expectativas.

IMG_12042449046985Es innecesario pararnos a especular en la “aparición” del término witchcraft, porque tenemos su construcción etimológica perfectamente identificada y sabemos sin lugar a dudas que es de raíz indoeuropea, cuya evolución en el anglosajón deja referencias ya incluso en la Alta Edad Media, periodo en el que podemos documentarla gracias a los manuscritos que han llegado hasta nosotros.

Para todos aquellos que entiendan la Brujería (en este trabajo léase su versión anglófona de Witchcraft) como un término disociado de la Wicca, hemos de empezar diciendo que más allá de la opinión de cada cual, están las evidencias empíricas (paleográficas y etimológicas en este caso) para corregir los enunciados infundados y para disponer el uso adecuado que hemos de dar a las palabras.

Así, una palabra no es ni conlleva lo que a cada cual le interese en cada momento, sino lo que en y por sí misma signifique. Cuestión siempre secundaria, circunstancial y temporal será el uso y argot donde utilizar después la misma; que ha sido, precisamente, lo que ha ocurrido en este caso: que hemos alterado el origen, el significado y el uso del término witchcraft para amoldarlo a una necesida subjetiva y secundaria ¡la de no seguir peleándonos contra nosotros mismos!

Pero el problema va mas allá, que no está solo en modificar el significado de witchcraft, sino en pretender hacer pasar o convertir nuestra interpretación en el significado original.

De hecho se ha buscado durante décadas “amoldar” la propia palabra “witchcraft” a tantos significados diferentes al auténtico, que hemos acabado enterrando el significado original, que está perfectamente localizado bajo una losa de opiniones equivocadas.

224495_111521192334643_837708298_nb

Es conocido que el término witchcraft (brujería) proviene del anglosajón:

witchcraft (n.) Old English wiccecræft “witchcraft, magic,” from wicce (see witch) + cræft  “power, skill” (see craft). Witchcraft was declared a crime in English law in 1542; trials there peaked in 1580s and 1640s but fell sharply after 1660. The last, in 1717, ended in acquittal. The Witchcraft Act was repealed 1736.[2].

Pero quizá no tenga la misma publicidad que la deconstrucción etimológica sea, por lo tanto:

WITCHCRAFT – WICCECRÆFTE – WICCE (WITCH) + CRÆFT (CRAFT)= EL ARTE O EL DOMINIO DE LA WICCA

Introduje la traducción del sentido etimológico de craft como dominio, creyendo que quizá pueda entenderse mejor el uso y significado literal, que sería el de habilidad, conocimiento, podervirtud, destreza, fuerza, arte… si bien este último enunciado, el “arte” de la Wicca, por más poético y evocador, es el que cuenta con más partidarios:

craft (n.) Old English cræft (West Saxon, Northumbrian), -creft (Kentish), originally “power, physical strength, might,” from Proto-Germanic *krab-/*kraf- (cognates: Old Frisian kreft, Old High German chraft, German Kraft “strength, skill;” Old Norse kraptr “strength, virtue”). Sense expanded in Old English to include “skill, dexterity; art, science, talent” (via a notion of “mental power”), which led by late Old English to the meaning “trade, handicraft, calling,” also “something built or made.” The word still was used for “might, power” in Middle English. Use for “small boat” is first recorded 1670s, probably from a phrase similar to vessels of small craft and referring either to the trade they did or the seamanship they required, or perhaps it preserves the word in its original sense of “power.”[3].

Siendo un bello enunciado, que lo es y al que no me duelen prendas recurrir, creo que hemos abusado un poco del mismo teniendo en cuenta que de lo que estamos hablando no es de ningún “arte”, sino de la habilidad y el dominio de un conocimiento ancestral, el de lo sagrado, el de la comunicación e intermediación con/de lo Divino para explicar el Culto del que procede[4].

Y puestos a abusar, me quiero permitir la observación sobre un abuso no ya etimológico, sino histórico, que resume el cajón de sastre en el que se ha convertido el estudio de la Wicca: se afirma sin pudor ninguno, que el término de “el Arte de los Sabios” referido a la Wicca, sea una interpolación masona de las que dicen, con más obstinación que tino, abundan en la Vieja Religión.

im98820525-navalcan-estatua-menhirEs difícil entender cómo es posible que la masonería de los ss. XIX y XX e.a., pudiera haber influido en la lengua anglosajona de la Alta Edad Media o en la indoeuropea de hace 7.000 años. Pero nos ayuda a comprender las razones por las que haya un sector empecinado en no valorar la historia de la Wicca más allá de mediados del s. XX e.a.: si no hablamos de lo que no queremos reconocer, si hacemos como que no está, evitamos tener que explicar por qué no coincide con lo que defendemos.

De la misma manera, es una pérdida de tiempo seguir especulando con el origen del término “witch“, porque también lo sabemos, porque lo tenemos delante y porque no es otro que el de “wicce“… sí, el femenino de “wicca“:

witch (n.) Old English wicce “female magician, sorceress,” in later use especially “a woman supposed to have dealings with the devil or evil spirits and to be able by their cooperation to perform supernatural acts,” fem. of Old English wicca”sorcerer, wizard, man who practices witchcraft or magic,” from verb wiccian “to practice witchcraft” (compare Low German wikken, wicken “to use witchcraft,” wikker, wicker “soothsayer”).

OED says of uncertain origin; Liberman says “None of the proposed etymologies of witch is free from phonetic or semantic difficulties.” Klein suggests connection with Old English wigle “divination,” and wig, wih “idol.” Watkins says the nouns represent a Proto-Germanic *wikkjaz “necromancer” (one who wakes the dead), from PIE *weg-yo-, from*weg- (2) “to be strong, be lively” (see wake (v.)).

That wicce once had a more specific sense than the later general one of “female magician, sorceress” perhaps is suggested by the presence of other words in Old English describing more specific kinds of magical craft. In the Laws of Ælfred (c.890), witchcraft was specifically singled out as a woman’s craft, whose practitioners were not to be suffered to live among the West Saxons:

Ða fæmnan þe gewuniað onfon gealdorcræftigan & scinlæcan & wiccan, ne læt þu ða libban.”

The other two words combined with it here are gealdricge, a woman who practices “incantations,” and scinlæce”female wizard, woman magician,” from a root meaning “phantom, evil spirit.” Another word that appears in the Anglo-Saxon laws is lyblæca “wizard, sorcerer,” but with suggestions of skill in the use of drugs, because the root of the word is lybb “drug, poison, charm.” Lybbestre was a fem. word meaning “sorceress,” and lybcorn was the name of a certain medicinal seed (perhaps wild saffron). Weekley notes possible connection to Gothic weihs “holy” and German weihan “consecrate,” and writes, “the priests of a suppressed religion naturally become magicians to its successors or opponents.” In Anglo-Saxon glossaries, wicca renders Latin augur (c.1100), and wicce stands for “pythoness, divinatricem.” In the “Three Kings of Cologne” (c.1400) wicca translates Magi:

Þe paynyms … cleped þe iij kyngis Magos, þat is to seye wicchis.

The glossary translates Latin necromantia (“demonum invocatio”) with galdre, wiccecræft. The Anglo-Saxon poem called “Men’s Crafts” has wiccræft, which appears to be the same word, and by its context means “skill with horses.” In a c.1250 translation of “Exodus,” witches is used of the Egyptian midwives who save the newborn sons of the Hebrews: “Ðe wicches hidden hem for-ðan, Biforen pharaun nolden he ben.” Witch in reference to a man survived in dialect into 20c., but the fem. form was so dominant by 1601 that men-witches or he-witch began to be used. Extended sense of “old, ugly, and crabbed or malignant woman” is from early 15c; that of “young woman or girl of bewitching aspect or manners” is first recorded 1740. Witch doctor is from 1718; applied to African magicians from 1836.

At this day it is indifferent to say in the English tongue, ‘she is a witch,’ or ‘she is a wise woman.’ [Reginald Scot, “The Discoverie of Witchcraft,” 1584]“.[5].

Y este significado está perfectamente contrastado por la paleografía. Prueba de ello y a tenor de la referencia precedente, son las Homilias Anglosajonas de Elfrico (s. IX e.a.):

Original anglosajón: “Se cristena mann ðe on ænigre þissere gelicnysse bið gebrocod, and he ðonne his hælðe secan wyle æt unalyfedum tilungum, oððe æt wyrigedum galdrum, oþþe æt ænigum WICCECRÆFTE, ðonne bið he ðam hæðenum mannum gelíc, þe ðam deofolgylde geoffrodon for heora lichaman hælðe, and swa heora sawla amyrdon. Se ðe geuntrumod beo, bidde his hæle æt his Drihtne, and geðyldelice þa swingla forbere; loc hú lange se soða læce hit foresceawige, and ne beceapige na ðurh ænigne deofles cræft mid his sawle ðæs lichaman gesundfulnysse; bidde eac góddra manna bletsunge, and æt halgum reliquium his hæle gesece. Nis nanum cristenum menn alyfed þæt he his hæle gefecce æt nanum stane, ne æt nanum treowe, buton hit sy halig rode-tacen, ne æt nanre stowe, buton hit sy halig Godes hus: se ðe elles deð, he begæð untwylice hæðengild. We habbað hwæðere þa bysne on halgum bocum, þæt mot se ðe wile mid soðum læcecræfte his lichaman getemprian, swa swa dyde se wítega Isaias, þe    worhte ðam cyninge Ezechie cliðan to his dolge, and hine gelácnode.” (La mayúscula y negrita es mía)

Traducción al inglés: “The christian man, who in any of this like is afflicted, and he then will seek his health at unallowed practices, or at accursed enchantments, or at any WITCHCRAFT, then will he be like to those heathen men, who offered to an idol for their bodies’ health, and so destroyed their souls. Let him who is sick pray for his health to his Lord, and patiently endure the stripes; let him behold how long the true Leech provides, and buy not, through any devil’s craft, with his soul, his body’s health; let him also ask the blessing of good men, and seek his health at holy relics. It is not allowed to any christian man to fetch his health from any stone, nor from any tree, unless it be the holy sign of the rood, nor from any place, unless it be the holy house of God: he who does otherwise, undoubtedly commits idolatry. We have, nevertheless, examples in holy books, that he who will may cure his body with true leechcraft, as the prophet Isaiah did, who wrought for the king Hezekiah a plaster for his sore, and cured him.” (La mayúscula y negrita es mía) [6].

Cosa importante es que veamos cómo no solo es que la Wicca tenga relación con la Brujería, sino que además wicca es el sentido, origen y significado, el sujeto que construye la palabra brujería, sin la cual sería imposible entenderla.

Oxford Bodleian Library ms 264 fol 181 v

Sin wicca el término brujería no puede existir o dicho de otra forma, la Brujería SIEMPRE ha significado el dominio, el arte o el conocimiento de la Wicca. Por lo tanto, por mucho que se intente disociar ambos conceptos, no es más que un error, verbigracia, conceptual, además de empírico, pues hay un solo concepto: la Wicca.

Y como quiera que una de las letanías más repetidas a lo largo y ancho de la Red y en toda tertulia, programa o conferencia mollar allá donde las haya, viene siendo eso de que la Brujería y la Wicca no son lo mismo, que son Cultos diferentes, no está de menos decir que no, que es falso, que son ellos y solo ellos -quienes lo dicen- los que pese a la historia y los hechos pretenden que esto sea así. Que la Brujería y la Wicca SON la misma cosa, que la una explica a la otra por lo mismo que la otra contextualiza a la una.

Deberíamos acostumbrarnos a ser exigentes con los mensajes que nos adoctrinen y cuando se oigan o lean afirmaciones de este calibre, se pidan argumentos y datos y no solo testimonios de fe.

Bien, siguiendo con el argumento y como todos deberíamos saber, aunque no se enseñe ni se divulgue con el interés que merece, el término wicce que construye witchcraft, como ya hemos dicho es el femenino de Wicca, que a su vez es un palabra de origen indoeuropeo (ie.) que podríamos traducir tanto como el objeto seleccionado de la ofrenda o del sacrificio (la víctima), como la persona especializada en la selección y el sacrificio (el sacerdote):

Root: u̯eik-1. English meaning: to choose, filter. German meaning: `aussondern’ Material: Ai. vinákti, vivékti, vevekti `sondert, siebt, sichtet’, Part. viktá-; Kaus. vecáyati; av. ava-vaēk- ausscheiden,aussuchen';ausderBedeutungzu gottesdienstlichen Zwecken aussondern’ entspringt die des `Weihens’, weshalb hierher lat. victima `Opfertier, Opfer’, beruhend auf einemi-oder u-Stamm, *vikti-s bzw. *viktu-s `Weihung'; got. weihs `heilig’, as. wīh- ds., ahd.wīh, wīhi ds., vgl. mhd. (ze) wīhen nahten, woraus nhd. Weihnachten; aisl. vē- n. `Heiligtum, Tempel’, as. wīh m. `Tempel’, ags. wēoh, wīg m. `Götterbild'; abgeleitetes Vb. got. weihan, altisl. vīgja, as. wīhian, afries. wīa, wīga, ahd. wīhen `weihen'; mit Intensivgemination germ. *wik-kan- `Zauberer': ags. wicca m. ds., wicce `Zauberin’ (engl. witch); md. wicken `zaubern’, wicker `Zauberer, Wahrsager'; ohne Geminata: ags.wigol `zum Wahrsagen gehörig’, wiglian `wahrsagen’, mnd. wickelen; eine Variante *u̯eig- (?) in umbr. eveietu `electum’ (*ek-u̯eigētum?). References: WP. II 232, WH. II 782; See also: Beziehung zu u̯eik- u̯eigh- `biegen’ usw. ist nicht ausgeschlossen. Pages: 1128[7].

El término ie. +ueik/+weik (sacrificio/sacrificador), se ha llegado no muy acertadamente a solapar o alternar quizá por homofonía o por extensión y por supuesto después por interés, con el también ie. +ueid/+weid (ver, saber), cuando son raices distintas que siguen trayectorias diferentes, si bien haciendo una interpretación abierta sí que podrían encontrarse siquiera alegóricamente.

Tanto es así que relacionamos wicca con wittan sin que tengan cruce etimológico alguno. Gardner refiriéndose a Witchcraft como el Arte de los Sabios identifica equivocadamente witch como sabio, aunque witch no viene del ie. +uied, ver, saber[8], del que derivaría wittan, sino del ie. +ueik, víctima ó encargado -del sacrificio-, wicca[9]. Dicho esto, ni Gardner iba mal encaminado ni es un término que nos sea ajeno y que no podamos utilizar, que lo hacemos, y que por lo tanto no podamos sentirnos identificados con él; siempre, eso sí, que tengamos claro los conceptos.

Quizá muchos no haríamos esta salvedad si no fuese porque, como digo, se ha solapado el término, pero es que también se ha utilizado para justificar el falso modernismo de la Wicca y lo que es peor, para ocultar el hecho que Brujería y Wicca son la misma cosa, algo que para Gardner es muy probable no necesitase matizar, pero que como quiera que se está utilizando para “distraer” de qué sabiduría estamos hablando, que es de la wiccana y no de ninguna otra, se nos exige recordarlo.

Que sí, que decir que la Brujería es el Arte de los Sabios no desdora el sentido de la palabra, siempre y cuando no tratemos de distraer la atención de que es sobre la Wicca de lo que habla.

Sobre el origen etimológico del lat. víctima, escribe Elena Pingarrón Seco, Catedrática de Latín, en el portal web Etimologías de Chile: “Es un viejo término religioso que significa “lo que es resultado último de una elección o selección para ser ofrendado a los dioses”. Aunque algunos tienen dudas al respecto por las vinculaciones del término a las prácticas etruscas, los indoeuropeístas relacionan este vocablo con una raíz indoeuropea *weik-2 (elegir, seleccionar, filtrar) presente en los vocablos de diferentes lenguas indoeuropeas[…]”[10].

Por cierto que la referencia dada por Pingarrón, aunque sea alusiva también nos deja un amplio campo alegórico incluso desatendiendo su vinculación religiosa, por que vernos como aquellos que podemos elegir y que hemos sido seleccionados, tampo desmerece la grandeza de esta Religión.

Con todo, siempre estará mucho más cerca de la realidad un Gardner que alee diferentes raíces lingüísticas indoeuropeas para explicar un concepto singular mediante un término similar, que la opinión ya de rábulas o de quienes tratan de explicarle, mejor sería decir justificarse ellos, a través de conjeturas infundadas.

1406992834826Resumiendo, el significado de Brujería ES el arte o el dominio de la Wicca, por lo mismo que Wicca ES la religión de las personas conocedoras y especializadas de los oficios religiosos en los Cultos indoeuropeos y proto-indoeuropeos… y todo lo demás, pues eso, “palabrería”.

Como gremio o casta en sí misma, muy bien podría entenderse a través de lo que los druidas y el Druidismo son y significa para y entre los pueblos celtas.

Wicca es un término cultual de origen indoeuropeo, que da nombre a la especialización de las personas encargadas de los oficios religiosos, de aquellos que ofrendan (sacrifican) a los Dioses: los sacerdotes.

Y decimos mejor sacerdotes que chamanes aún a costa que ambos tengan cabida, sabiendo que la construcción trifuncional propia de los pueblos indoeuropeos, define claramente como una de las funciones destacadas, la sacerdotal.

La Wicca es pues, el puente espiritual y mágico que une el Neolítico con la Edad de Bronce, el paso del Chamanismo a la Religión, la fuente de los Cultos de la Fertilidad y de la Fecundidad, de la sacralización de los Ciclos Vitales, la Cultura Megalítica y de los proto-sacerodcios de los pueblos indoeuropeos. Y nosotros en tanto tratemos de revitalizarla, sostenerla y reconstruirla a través de sus diferentes Tradiciones, desde o como la Brujería Tracicional, seremos sus transmisores y custodios.

Al ser los Cultos wiccanos una consecuencia religiosa de los pueblos indoeuropeos y siendo los pueblos indoeuropeos una pluralidad en sí misma, no puede existir una Tradición Wicca o una Brujería Tradicional que sea la primera y menos la única.

Si alguna Tradición Wicca reclama su originalidad desde la Brujería Tradicional, lo hará en tanto identifique su propia corriente dentro de dicha Tradición y sin que afecte al resto. Para poder explicarlo mejor: que el Catolicismo sea un Culto Cristiano, no quiere decir que sea el único Culto cristiano, el primero de los Cultos cristianos ni el más cristiano de todos los Cultos. Podrá decirlo, cómo no, pero será mentira. Y ya no decir si además se presenta como el auténticamente judío.

Puesto que la Brujería es el arte o el dominio de la Wicca (sic), la Brujería no puede ser un concepto diferente al de Wicca. Son la misma cosa: una palabra (wicca) construye a la otra (brujería), es más: sin la Wicca, la Brujería no tiene sentido ni como palabra ni como continente de nada.

Como la Brujería es el arte o el dominio de la Wicca, o lo que es lo mismo, la especialización sacerdotal en los Cultos indoeuropeos, la Brujería Tradicional es la propia o referida a las religiones indoeuropeas, aquella que se haya transmitido por y desde estas fuentes religiosas.

Siendo que la Brujería Tradicional es aquella que define a los Cultos wiccanos, los Cultos wiccanos no pueden ser diferentes de la Brujería Tradicional.

Al estar definidos los Cultos wiccanos originales como Brujería Tradicional, ni puede haber una Tradición Wicca que no sea Brujería Tradicional, ni puede existir una Brujería Tradicional que no defina a alguna Tradición Wicca.

Por ser las Tradiciones Wicca diferentes ramificaciones de los Cultos indoeuropeos, condición necesaria para ser Tradiciones, no pueden existir Tradiciones Wicca que no se correspondan con los Cultos indoeuropeos.

Y si hay Cultos que se digan wiccanos que no tengan esa originalidad indoeuropea en su raíz y principios, no serán Tradicionales, por lo mismo que si no son Tradicionales, serán eclécticos o no serán wiccanos.

Siendo la Brujería Tradicional exponente de los Cultos Wicca y los Cultos Wicca referente de los Cultos indoeuropeos, los Cultos Wicca no son neo-paganos, sino paganos. Pretender que deba existir una transmisión ininterrumpida, nominal y contrastable es ridículo, es una exigencia subjetiva e impuesta de cuño judeocristiano, que por cierto ningún Culto judeocristiano puede justificar para sí mismo.

IMG_31280242966325

Muy al contrario, serán las doctrinas y el sistema de creencias y ritos de estas religiones, que se mantengan o rescaten dentro de su evolución natural o desarrollo, conservando los patrones cultuales de sus orígenes, las que puedan atestiguar su antigüedad, y no que su Culto haya o no haya podido transmitirse mediante filiación ininterrumpida desde el Paleolítico… ¡menuda imbecilidad!

 Cuando los mismos cristianos son incapaces de justificar más allá del mito, una transmisión original desde Cristo a Nicea, en 150 años de prohibición y algunos periodos de persecución, cuánto menos se nos puede exigir a los Cultos paganos que hagamos lo propio, tras 1.600 años de prohibición y 1.500 años de persecución.

Bien es cierto que el linaje, el conocimiento de la línea iniciática dentro de la Tradición, es propio aunque no exclusivo de la Wicca, pero no como un fundamento teológico, sino como una medida de contextualización, de reconocimiento de la filiación y de la trayectoria. Como también es lógico suponer, que tras siglos de persecuciones, éste no puede valorarse y menos exigirse más allá que a partir del establecimiento de las leyes públicas que lo permitan y que, por lo tanto, toda discusión previa a la Libertad Religiosa sobre el mismo, es una forma inútil de entreternos con el sexo de los ángeles.

No, es nuestra línea religiosa, nuestra teología, nuestras creencias y ritos, los que deberán definirnos como Tradición, lo que nos defina, en fin, como Wicca Tradicional, neo-wicca (Wicca mal llamada “ecléctica”) ó pseudo-Wicca.

Cuando hablamos desde el conocimiento de los términos que utilizamos, todo parece cobrar sentido. De la misma forma que cuando algunos nos quieren explicar estos mismos conceptos a partir de sus impresiones e interpretaciones personales, las piezas no encajan… y lamentándolo mucho, en este “puzzle” no vale recortarlas.

Finalmente y sabiendo lo grueso de este artículo por lo que se dice y por lo que no se dice, antes de que saquemos nuestras propias conclusiones, rogaría que volviésemos a repasar las notas al pie. Y cuando ya lo tengamos claro, releerlas de nuevo.

©Fernando González-Wicca Celtíbera

________________________________

1.- BRUJERÍA TRADICIONAL vs WICCA TRADICIONAL, UN PUENTE SIN ORILLAS (I)

https://wiccaceltibera.wordpress.com/2013/07/29/brujeria-tradicional-vs-wicca-tradicional-un-puente-sin-orillas/

2.- ONLINE ETYMOLOGY DICTIONAY

(http://www.etymonline.com/index.php?allowed_in_frame=0&search=witchcraft&searchmode=none)

3.- ONLINE ETYMOLOGY DICTIONARY.

(http://www.etymonline.com/index.php?term=craft&allowed_in_frame=0)

4.- El término “arte” aquí no lleva implícito el significado de “manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros” (2a. acep., DRAE), sino el de “virtud, disposición y habilidad para hacer algo” (1a. acep., DRAE).

5.- ONLINE ETYMOLOGY DICTIONAY

(http://www.etymonline.com/index.php?allowed_in_frame=0&search=wicca&searchmode=none)

6.- Elfrico. The Homilies of the Anglo-Saxon Church: Containing the Sermones Catholici or Homilies of Ælfric in the Original Anglo-Saxon With an English Version, Volume I.

7.- Wicca. Indogermanisches Etymologisches Woerterbuch, Julius Pokorny, pág. 1128:

(http://starling.rinet.ru/cgi-bin/response.cgi?single=1&basename=%5Cdata%5Cie%5Cpokorny&text_recno=2112&root=config)

8.- Ejemplos de sustituir “d” por “t” son habituales, lo tenemos en el caso de otras lenguas indoeuropeas, como en el celtibérico (ci.), donde vemos ci. tamai (ie. *dhH1-meH2) ó ci. Teiuo (ie. *deiwo).

9.- Para la etimología de +weid: Edward A. Roberts, Bárbara Pastor, Diccionario Etimológico Indoeuropeo de la Lengua Española. Págs. 189-190.

10.- http://etimologias.dechile.net/?vi.ctima

Los números de 2014

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 38.000 veces en 2014. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 14 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.693 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: