Hablar de la Noche de San Juan, particularmente desde el Paganismo, creo innecesario precisar que es hacerlo del Solsticio de Verano.

Es más, entre los paganos es común que ya en Navidad como en estas fechas, prestemos especial atención a cualquier noticia o comentario hecho sin antecedentes previos, para corregir en su caso a quien lo ignore, y con un breve pero demoledor repaso histórico, dejar claro que, como en otras tantas ocasiones, el Cristianismo se apropió de una fiesta milenaria a la que, diremos con retintín, cambió de fecha. Y hasta aquí, lo habitual.

Bueno, seamos justos, también nos dejamos llevar en ocasiones por el exceso de celo y reprochamos con cierta vehemencia que, como paganos, participemos en celebraciones que no coincidan con la fecha exacta que marque el calendario para el Solsticio de Verano, pues, efectivamente, esto es lo que celebramos en lo que ha venido a llamarse Noche de San Juan, Cremá, Nit del Foc, etc., festivales ahora ya supervivientes no a la SINCRETIO romana, sino a la SUPPLANTATIO cristiana. Festivales más o menos vulgarizados o desvirtuados cuyos ritos se celebran entre el 20 y el 25 de junio a lo largo y ancho del planeta.

Escojo y acuño adrede el término supplantatio en sustitución de sincretio u otros, porque considero que frente al intento Romano de entender o asimilar y en buena medida sincretizar los Cultos Nativos bajo el referente de su propio culto oficial, y ante el fracaso evidente del Cristianismo de intentar por todos los medios eliminar (elimināre) primero y sustituir (substituĕre) después estos ritos, sobe todo a raíz o como consecuencia de los buenos réditos de la “estrategia” gregoriana[1], decide SUPLANTARLOS, o sea, modificar con malas artes y ardides las practicas paganas, para ocupar su espacio natural, alterando y reconviniendo el sentido que tenían antes.

Dejando a un lado que comparto que la conmemoración de una efeméride deba celebrarse en el momento preciso, quiero aclarar que por preciso también se infiere el tiempo adecuado, una circunstancia que no siempre coincide porque no podamos, debamos o hagamos coincidir, con el tiempo exacto.

Si, por ejemplo, festejamos un natalicio, muy rara vez coincidirá la fiesta de cumpleaños con el tiempo exacto en el que esa persona haya nacido, ni por supuesto daremos por pasado el día una vez se oculte el Sol, como debería ser. De hecho y por cuestiones personales, laborales o sociales, ajustaremos la celebración al tiempo adecuado para festejarlo. Y en ningún momento criticaremos, que su efeméride aún no haya llegado o se pasara. Y si para nosotros el momento preciso es el tiempo exacto ¿por qué no guardamos la hora exacta con la misma dedicación que el día exacto? Y no entremos a valorar qué momento escogemos para celebrar las Lunaciones. Es más, sólo hay un día que cumplimos escrupulosamente con esta condición, que es el cambio de año civil o Año Nuevo.

Personalmente, abogó por el tiempo exacto, pero comprendo que no siempre es posible y no tengo muy claro aún las implicaciones o mejor complicaciones, que puedan surgir de existir una diferencia mínima e incluso natural, por lo que no debiéramos tener muchas complicaciones resolviendo: que se celebre en el mismo día como el caso de un natalicio cuando corresponde a una efeméride humana, o en la misma fase como el caso de un Solsticio cuando corresponde a una efeméride astral.

Si con las conmemoraciones sociales hay diferencias apreciables, con el Tiempo Sagrado ocurre otro tanto. No tenemos más que repasar las fechas de nuestras celebraciones, para comprobar que rara vez coinciden con el tiempo exacto y que incluso varían en días ¿Ha significado esto una desventaja o un inconveniente, para nuestros propósitos?

Aclarado lo anterior y dejando sobre la mesa una futura respuesta definitoria, podemos volver al asunto principal de este trabajo, que es la dicotomía o los sentimientos encontrados entre Solsticio de Verano y/o San Juan.

Vaya por delante que me ciño a las fechas, a la diferencia en días (de uno a tres) y por supuesto no a las creencias y lo que se está celebrando, que tengo muy claro cuáles son. Es más, entiendo, como no puede ser de otra forma, que tal y como el propio Catolicismo siempre ha reconocido, que fijasen esta fecha fue por conveniencia.

Agustín de Hipona no tuvo reparos en reconocerlo y explicar las equivalencias que lo validan de cara a la ortodoxia cristiana. En el s. V e.a., decía abiertamente:

1. Hoy celebramos la solemnidad de San Juan, cuyo nacimiento escuchamos llenos de admiración cuando se leyó el evangelio. ¡Cuál no será la gloria del juez si es tanta la del heraldo! ¡Cómo será el camino que ha de venir si es tal quien lo prepara! La Iglesia considera, en cierto modo, sagrado el nacimiento de Juan. No se encuentra ningún otro entre los Padres cuyo nacimiento celebremos solemnemente. Celebramos el nacimiento de Juan y el de Cristo, lo cual no puede carecer de significado, y, aunque quizá yo sea incapaz de explicarlo como merece la grandeza del asunto, da origen a pensamientos fructíferos y profundos. Juan nace de una anciana estéril, y Cristo de una jovencita virgen. A Juan lo da a luz la esterilidad, y a Cristo la virginidad. En el nacimiento de Juan, la edad de los padres no era la adecuada, y en el de Cristo no hubo abrazo marital. Juan es anunciado por un ángel que lo proclama; Cristo es concebido por el anuncio del ángel. No se da crédito al nacimiento de Juan, y su padre queda mudo; se cree el de Cristo, y es concebido por la fe. Primero llega la fe al corazón de la virgen; luego le sigue la fecundidad en el seno de la madre. Y, sin embargo, son casi las mismas las palabras de Zacarías y las de María. Aquél, cuando el ángel le anunció a Juan, le dijo: ¿Cómo conoceré esto? Yo soy anciano y mi mujer ya está entrada en años1. Esta dijo al ángel que le anunció su futuro parto: ¿Cómo sucederá eso, pues no conozco varón? Palabras casi idénticas. A Zacarías se le responde: Quedarás mudo, sin poder hablar, hasta que acontezca lo dicho, por no haber creído mis palabras, que se realizarán a su tiempo2. A María, en cambio: El Espíritu Santo vendrá sobre ti y él poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso lo que nazca de ti será santo y será llamado Hijo de Dios3. El es reprendido, ella aleccionada. A él se le dice: Por no haber creído; a ella: «Recibe lo que pediste.» Las palabras son casi las mismas: ¿Cómo conoceré eso? y ¿Cómo sucederá eso? Pero a quien es capaz de escuchar las palabras y ver el corazón no se le ocultaba éste. Un pensamiento se ocultaba debajo de cada una de estas expresiones; se ocultaba a los hombres, no a los ángeles; mejor, no se le ocultaba a quien hablaba por medio del ángel. Por último, nace Juan cuando la luz del día comienza a disminuir y a crecer la noche; Cristo nace cuando las noches decrecen y los días se alargan. Y como si el mismo Juan hubiese advertido el simbolismo de los dos nacimientos, dijo: Conviene que él crezca y yo mengüe4. He aquí lo que propuse para investigar y discutir. Os he anticipado esto; pero, si soy incapaz de escrutar toda la profundidad de tan gran misterio por falta de luces o de tiempo, mejor os enseñará quien habla dentro de vosotros incluso en ausencia mía, en quien pensáis devotamente, a quien recibisteis en el corazón, convirtiéndoos en templos suyos.[2] (LA NEGRITA ES MÍA)

Esta justificación, vino como consecuencia de dos problemas a los que tuvo que enfrentarse la Iglesia Católica: por un lado, explicar por qué hacer con Juan Bautista una excepción que no se tuvo ni para con la madre de Jesús, puesto que los cristianos no conmemoraban los natalicios, cosa pagana, sino las defunciones de sus héroes, y por la otra para terminar de explicar desde la ortodoxia, haber fijado convencionalmente el nacimiento de Cristo en el Solsticio de Invierno.

Y sabiendo, según se explica en el Evangelio de Lucas [3], que Juan nace aproximadamente seis meses antes de Jesús y que, a su vez, han hecho coincidir el nacimiento de Jesús con el Solsticio de Invierno, siguiendo para ello patrones teológicos paganos, no cabe otra que hacer coincidir el nacimiento del Bautista con el Solsticio de Verano.

De hecho, el diario ABC, nada sospechoso de seguir una línea editorial pagana, explica:

Por su parte, la tradición cristiana celebra la famosa «noche de San Juan» el 24 de junio, en homenaje al nacimiento de Juan Bautista. En sus orígenes fue una adaptación del culto pagano a las enseñanzas de la Biblia, basadas en la gran hoguera que Zacarías encendió después de que naciera su hijo Juan y saltara por encima de las llamas recitando cánticos de alabanza a Dios para anunciar la buena nueva. Una escena que ocurrió, según las Sagradas Escrituras, después de que Zacarías recibiera en sueños el mensaje del Arcángel Gabriel anunciándole su próxima paternidad y éste, por su falta de fe, no le creyera.”[4]

Hasta ahí bien, en un ejercicio lícito de ingeniería teológica, amoldan su celebración y alegorías a otra festividad pagana más… aunque como en otras ocasiones, la interpretación que hacen de la leyenda más que ser libre se permiten reinventarla, consintiendo la celebración controlada de una festividad que no lograron erradicar.

Tanto es así, que aún aceptando su encaje en el Solsticio de Verano, la aparición de hogueras y saltar sobre o frente a ellas, no es bíblico ni responde a otra cuestión que no fuese aceptar la costumbre pagana.

Siendo Lucas quien narra el nacimiento milagroso de Juan, en ninguna parte dice que Zacarías, su padre, mandase encender una hoguera ni que saltase jubiloso frente o sobre la misma[5]. Es la propia Tradición Pagana, la que obliga a los cristianos a incorporar ésta y otras prácticas.

De hecho Eligio de Noyon, aún advertía en la Francia del s. VII e.a.:

No creáis en las hogueras y no saltéis cantando, porque todas estas prácticas son obra del demonio. No os reunáis en los solsticios y que ninguno de vosotros dance, ni salte, ni cante canciones diabólicas el día de la fiesta de San Juan, ni de otro santo[6]

Es pues, evidente, no sólo que el Cristianismo reivindicó los Solsticios como propios, sino que impuso la celebración de San Juan Bautista al Solsticio de Verano, alterando su historia para dar sentido a las prácticas alegóricas y purificatorias pagnas. Ahora bien, si es así, y así fue, si como en el caso de Jesús, querían fijar San Juan Bautista al Solsticio de Verano ¿por qué celebrarlo entonces el 24 de junio y no entre el 20-22 de junio, como sería lo apropiado? De hecho y como reprocha Eligio, el pueblo tenía muy claro que estaba celebrando los Solsticios.

¿Es posible que dos días arriba, modificase el sentido pagano de la celebración y su origen en el Solsticio de Verano? Sinceramente pienso que no, que al menos en este caso no era la intención del clero cristiano, sino todo lo contrario y que han de existir otros o más factores que expliquen esta diferencia. Y recurrir a la ciencia en busca de explicación, puede darnos la pista.

Por un lado, sabemos que como consecuencia de los cambios y ajustes en el calendario, las fechas de los Solsticios y Equinoccios no coinciden o han variado a lo largo de lo siglos. Por otro lado y a diferencia de, por ejemplo y como excepción, Semana Santa, que es una fiesta móvil, la Iglesia Católica hizo de San Juan Bautista una fiesta fija del Calendario cristiano ¿Y qué resulta de todo ello?

Si nos atenemos al momento en el que se instituye esta celebración (sobre el s. III-IV e.a.), el Solsticio de Verano sí coincidía con el 24 de junio, como demuestran las tablas anuales de estaciones astronómicas[7]. Siendo una fecha fija, es lógico que el tiempo haya provocado este desfase, aún cuando su objetivo principal fue hacerla coincidir con el Solsticio. Así, cuando alguien se pregunte por qué hay paganos que tengan en cuenta el 23 o 24 de junio, sabrá el motivo. Y hay más.

Es que desde la óptica terrestre, el Sol parecerá prácticamente inmóvil desde el Solsticio hasta unos dos o tres días después, momento en el que empieza su ascenso o declive. Por ejemplo, en lo que se refiere al Solsticio de Invierno, explica Gómez Obregón:

Durante seis meses el astro rey se hace cada vez más tenue y débil, hasta que llega a un punto donde su altitud máxima sobre el horizonte es mínima. Decimos que el Sol muere el 21 de diciembre. ¿Qué sucede después? Durante tres días aparentemente nada. Para un observador en la tierra el Sol permanece a la misma altura sobre el horizonte durante unos tres días, sin cambios apreciables en su trayectoria sobre el horizonte. Después el proceso se invierte, y su trayectoria diaria va tomando cada vez más altura, anunciando la llegada de la primavera, y con ella el renacer de la vida natural.[8] (LA NEGRITA ES MÍA)

Que esto es un hecho incluso religioso, lo vemos a diario, solo que no le damos importancia. Un ejemplo perfecto de este fenómeno, podemos leerlo en la siguiente noticia:

El lunes 20 de junio a las 22:34 horas comienza el verano y con motivo del cambio de estación el Conjunto Arqueológico de los Dólmenes llevará a cabo sus ya habituales Celebraciones del Sol, con la apertura excepcional de Menga, para contemplar la entrada de los primeros rayos al megalito.

En concreto, la actividad se llevará a cabo los días 19, 21 y 22 de junio, a partir de las 06:45 horas. Durante el amanecer de estos días, su cámara recibe la incidencia directa de los rayos del sol, alcanzando a iluminar los siete primeros ortostatos de su lateral derecho.”[9] (LA NEGRITA ES MÍA)

Así, no es nada descabellado, tampoco, que las celebraciones oscilen entre estas fechas, y siendo cierto que el tiempo exacto es el que es, el tiempo adecuado puede que no coincida sin salirnos de la ortodoxia. Queda en nosotros valorarlo, teniendo en cuenta todos estos antecedentes, y quizá quede también en nosotros, mirarnos el ombligo y no ser demasiado contundentes a la hora de criticarlo.

©Fernando González

_________________________

1.- San Gregorio I Magno, c. 540-604 e.a., Doctor de la Iglesia, Papa. Epistola ad Mellitum, en Beda el Venerable, Historia Eclesiástica Gentis Anglorum I, Ep. 56, XI., 29-30. En sus recomendaciones, aboga por no destruir los Templos paganos, solo sus imágenes, sustituirlas por reliquias y dejar que celebren sus festividades una vez implementada la escenificación y fórmulas cristianas.

2.- San Agustín de Hipona. Sermón 239. Cartago, 24 de junio de 413 e.a. Traductor: Pío de Luis Vizcaíno, OSA. El testimonio del Precursor de Cristo.

http://www.augustinus.it/spagnolo/discorsi/index2.htm 

3.- Lc. I, 26 y 36.

4.- ABC. ISRAEL VIANA/MADRID. El origen incierto de la noche de San Juan. 06/07/2012

http://www.abc.es/20120624/sociedad/abci-origen-noche-sanjuan-201206221855.html 

5.- Lc. I, 57-80.

6.- Sermones de San Eligio o Eloy, Obispo de Noyon y Tournai (588-660 e.a.). Félix Barroso Gutiérrez. La Fuente de la Bellota y sus Númenes Acuáticos, pg.56. REVISTA FOLKLORE. II EPOCA – N°. 338. José María Iribarren. El folklore del día de San Juan, pg. 202.

7.- http://www.timeanddate.com/calendar/seasons.html?year=1

8.- http://jaime.gomezobregon.com/ciencia-para-explicar-la-religion/

9.- Diario La Opinión de Málaga. Antequera. Los Dólmenes celebrarán el solsticio de verano en Menga, 09.06.2016

http://www.laopiniondemalaga.es/municipios/2016/06/09/dolmenes-celebraran-solsticio-verano-menga/855666.html

La Tierra Alentejana y el Alandroal (Portugal) en particular, sin duda es uno de los lugares más rico de la Península Ibérica en Santuarios Nativos, y particularmente he de decir que un ejemplo a seguir en cuanto a la apuesta de su Cámara Municipal (Ayuntamiento), que dirige su Presidenta (Alcaldesa) la Dra. Dña. Mariana Gomes Chilra, por integrar tan rico Patrimonio Histórico en el paisaje cultural, turístico y espiritual/religioso de sus vecinos.

Un Patrimonio Histórico que cuenta, entre otros, con un Crougio* (Rocha da Mina) y otro Santuario (San Miguel de Mota) ambos de la Divinidad lusitana y pan-ibérica ENDOVÉLICO, un Dios indoeuropeo y por lo tanto polifuncional, que entre sus cualidades cuenta con favorecer a través de la incubatio la salud y el oráculo a sus fieles.

Estamos hablando que el Alandroal, además del apoyo incondicional a la recuperación de este Patrimonio Histórico con ayuda de la arqueología, facilitando las excavaciones, luchando por su integración con un modelo de puertas abiertas a las jornadas de presentación de los estudios posteriores y visitas guiadas a sus principales Bienes Culturales, fomenta devolver a estos Santuarios el uso principal para el que se erigieron, que indudablemente es el espiritual y religioso, paradigma del objetivo, en definitiva, de su plena integración.

Seguramente que nadie tendría dudas o cuestionaría, que el uso lógico de una Iglesia o Ermita, tenga el tiempo que sea, fuese la celebración de oficios religiosos por sacerdotes de su Culto y creyentes de la fe que representa, y sin embargo aún a día de hoy, no se ve con claridad que un Santuario precristiano pueda servir a esos mismos fines: los religiosos. Bien, esto está cambiando en el Alandroal.

La decidida apuesta que su Presidenta ha hecho por dedicar una atención especial a la cultura, su historia y el turismo, en definitiva para invertir en futuro, ha supuesto, entre otras, actividades donde nuestra Tradición Celtíbera ha tenido la oportunidad de participar activamente: en el Congreso que se celebra dentro del Programa del FESTIVAL TERRAS DO ENDOVÉLICO, y en el CULTO E DEVOÇÃO A ENDOVÉLICO.

Este Festival cuenta con la presencia y participación de una nutrida representación del mundo Académico e Instituciones vinculadas a la Historia, Etnología y Arqueología de Portugal, de entre las que podríamos destacar: la Dirección General del Patrimonio, la Dirección Regional de Cultura, el Museo Arqueológico Nacional, el Centro de Estudios de Endovélico, la Universidad Nacional de Lisboa, la Universidad de Evora, etc.

En 2015, tuvimos el honor de participar con una presentación a cargo del hermano y representante de la Wicca Celtíbera en Portugal, Luís Ganhão, y una ponencia del hermano representante y fundador de la Wicca Celtíbera, Fernando González, en el Congreso, bajo el título de TRADIÇÃO E MODERNIDADE: A MEMÓRIA E A REVITALIZAÇÃO DOS CULTOS, incluidas en la Edición impresa de los CADERNOS DO ENDOVÉLICO-2, PATRIMÓNIO CULTURAL E DESENVOLVIMENTO ENTRE O MATERIAL E O IMATERIAL**. Igualmente y por segundo año consecutivo, rendimos Culto y Devoción a nuestro Dios Endovélico en su Santuario, con el Rito ancestral de Ofrenda de nuestra Tradición.

Este año, lo hicimos con la EXPOSIÇÃO DE FOTOGRAFIA ‘LUGARES COM HISTÓRIA’, de nuestro hermano Luís Ganhão, una intervención sobre la temática de la Exposición, PALESTRA: ‘ANTAS, LA EXPRESIÓN RELIGIOSA DE NUESTROS ANTEPASADOS’, a cargo del hermano Fernando González, y como ya viene siendo habitual y para nosotros la parte más importante y emotiva de estas Jornadas, el CULTO E DEVOÇÃO A ENDOVÉLICO en su Santuario de San Miguel de Mota, que contó con la participación de más de 20 de nuestros hermanos y hermanas de Culto, además de los creyentes.

No es necesario explicar las sensaciones y emoción que significa para nosotros devocionar según la Tradición, a uno de los Dioses más representativos de nuestro Culto, y el sentimiento de gratitud que nos llevamos para con nuestros hermanos lusitanos por su dedicación, a lo que hay que añadir el esfuerzo por participar en tan importante Oficio, de nuestros hermanos de Madrid y Barcelona.

Quiero terminar este artículo, dejando unas imágenes más de nuestra presencia y Ceremonia, y una transcripción de la conversación que mantuve con la Presidenta do Alandroal, Mariana Chilra, respondiendo a mi agradecimiento por hacernos partícipes de tan importante acto: <<… dense por invitados para el próximo año>>.

Esta invitación, que por supuesto aceptamos con humilde agradecimiento, es una promesa que hago/hacemos a nuestro Dios ENDOVÉLICO, con la responsabilidad y el convencimiento de procurar lo posible y lo imposible para que este cuarto Encuentro, sea en el que más implicación y dedicación nos exijamos, si cabe, para seguir siendo dignos a sus ojos.
©Fernando González

_____________________

* Altar rupestre. Piedra-Altar parcialmente trabajada para uso cultual, típico entre los Cultos celtas peninsulares (Canto Gordo, Ulaca, Somontano, El Teso de San Cristóbal, Panoias, etc.).

** Cadernos do Endovélico-2. Património Cultural e Desenvolvimento entre o Material e o Imaterial, pp. 121-136. Edições Colibrí. Centro de Estudios do Endovélico. Cámara Municipal do Alandroal.


​La Celebración del Solsticio de Verano en el Municipio de Pinto (Madrid), se consolida como la Fiesta netamente Pagana más multitudinaria de España.

Un año más, la Confesión religiosa Wicca, Tradición Celtíbera, celebró públicamente en Pinto (Madrid), la Fiesta del Fuego del Solsticio de Verano.

Como reseña a destacar este año, quisiéramos poner de manifiesto nuestra gratitud para con el CENTENAR DE CREYENTES que asistieron en el Rito de esta mágica noche, auxiliando en el oficio religioso con una dedicación ejemplar, y a las miles de personas que se reunieron al calor de la Hoguera, para festejar con nosotros un reencuentro de esta magnitud.

Asimismo queremos hacernos eco que, según las estimaciones, LA CELEBRACIÓN DEL SOLSTICIO DE VERANO CONGREGÓ A UNAS 6000 PERSONAS, lo que ha supuesto, con diferencia, el año de mayor afluencia de participantes y además y por derecho propio tras décadas celebrando esta Fiesta, ser LA MAYOR CONCENTRACIÓN PAGANA DE TODA ESPAÑA.

Como no puede ser de otra manera, queremos agradecer al PUEBLO DE PINTO el cariño y apoyo que siempre nos ha brindado, y a su AYUNTAMIENTO, por el respeto hacia las libertades públicas, en concreto las religiosas, del que ha hecho gala. 

Como dato negativo, una vez más ningún Medio de Comunicación de ámbito Nacional ha tenido la valentía y el pundonor de informar de este acontecimiento, ciñéndose a dar cuenta de los jolgorios más sonados y prescindiendo de todo hecho religioso no-cristiano. Es más, buscando si acaso en otros países noticias sobre las Festividades Paganas que aquí tratan de ocultar. En fin, bochornoso.

Para terminar, quisiéramos rubricar este humilde homenaje a todos los hermanos y hermanas que compartieron la Noche con nosotros, publicando un pequeño álbum de fotos…

©Fernando González

 

En relación con el reportaje que nos hicieron alumnos de The Communication Arts Institute (TRACOR) 1, Entidad vinculada con la Universidad San Pablo CEU, y sin ánimo alguno de cuestionar su línea editorial, nos vemos obligados a hacer una serie de matizaciones.

En primer lugar, nos ha parecido un comportamiento cuanto menos extraño, y tras ver su reportaje hemos de calificarlo de SOSPECHOSO, que después de asegurarnos se nos avisaría ANTES de su publicación, nos hayamos tenido que enterar por terceros que ya se ha editado y está difundiéndose por la Red Social Facebook, mes y medio después de haberse publicado 2.

En segundo lugar, el enfoque que se nos dijo querían dar a este reportaje, solo coincide con el enunciado, no con lo que se expone. Un enfoque que NO TIENE NADA QUE VER CON EL “MENSAJE” DEL VIDEO:

Natalia Luque y Belén Moraleda, alumnas del Máster en Reporterismo e Investigación Periodística para Televisión que imparte Tracor, The Communication Arts Institute en colaboración de la Universidad CEU San Pablo POSGRADO – CEU – USP, presentaron para su primer trabajo parcial “Wicca Celtíbera, la brujería del siglo XXI”. Se trata de un interesante reportaje que se aproxima a esta  confesión religiosa a través de sus métodos de formación, su jerarquía de enseñanza, la relación entre los discípulos y maestros, sus rituales etc.” (La negrita es mía).

Y finalmente, se han mezclado con nuestras declaraciones, excesivamente sesgadas, INSINUACIONES QUE PRETENDEN ALUDIRNOS, CUANDO EN REALIDAD NO NOS ATAÑEN.

Nos tenemos que sentir AFECTADOS, por unas alusiones intercaladas entre nuestras declaraciones, enfocadas parece que a cuestionarnos por unos presuntos hechos que realmente no deberían tener NADA que ver con nosotros.

Desde el insustituible Gila, el recurso de tirar la piedra escondiendo la mano diciendo eso de que “alguien ha matado a alguien… y no me gusta señalar”, es tan recurrente como insultante para una persona mínimamente leída. Máxime, cuando viene de acusaciones ni claras ni directas y hechas a posteriori, alusiones que se libran de dirigir directa y personalmente, contra las que nosotros en este caso y a sabiendas que nos señalan, quedamos impedidos para contestar in situ, de haber sido oportuno aclarar alguna duda o responder a cualquier reproche.

Vaya por delante, que estas matizaciones no están motivadas porque pretendamos defendernos contra una acusación que no se nos ha hecho (excusatio non petita, accusatio manifesta), ya que, como explicaremos, es justamente lo contrario.

Y precisamente para dejar claras las cosas, MANIFESTAMOS:

Que las entrevistas que filmaron a varios miembros y representantes de la Confesión religiosa Wicca, Tradición Celtíbera, entre los que me encuentro, tuvieron una duración mínima aproximada de entre TRES A CUATRO HORAS DE GRABACIÓN. En mi caso particular, dicha entrevista y filmación SUPERÓ LA HORA Y MEDIA DE DURACIÓN.

Que el uso de las instalaciones cedidas por una de nuestras hermanas de su comercio, fue debido y pedido POR COMODIDAD Y DESEO de las periodistas. Siendo advertidas desde un principio de LA NO RELACIÓN entre nuestro Culto y dicho establecimiento comercial.

Que pese a que las insinuaciones de sectarismo, ánimo de lucro, fraude o engaño se hagan de forma genérica, aludiendo a la Wicca como a un Ente en sí mismo, por el propio formato del reportaje, que sólo habla de nosotros y no aclara a quiénes se refiere cuando señala el ánimo de lucro, al fraude o el engaño, se nos entiende cuanto menos como parte.

Si, por ejemplo, para aludir a fraudes en el Cristianismo, aprovechásemos un reportaje titulado IGLESIA CATÓLICA APOSTÓLICA Y ROMANA, EL CRISTIANISMO DEL SIGLO XX, donde se entrevista exclusivamente a obispos católicos que son “contestados” después ¿no estaremos induciendo a creer que la Iglesia Católica forma parte del fraude?

Si en un reportaje sobre la Iglesia Católica, intercalamos imágenes de documentos que demuestran el cobro por “servicios” de índole espiritual o religiosa, DIFUMINANDO EL NOMBRE DE LOS ANUNCIANTES, pero ampliando en pantalla la “oferta” y los precios de estos “servicios”, entre declaraciones de sacerdotes católicos afirmando que ellos no cobran ¿no estaremos induciendo a creer que la Iglesia Católica miente?

Si entre las declaraciones de representantes del Catolicismo, intercalamos afirmaciones posteriores de las que no son conscientes, de alguien a quien presentamos como investigador de FRAUDES CRISTIANOS, que afirma que el Cristianismo es un fraude y que parece estar respondiendo a las declaraciones de los obispos católicos, ¿no estaremos induciendo a creer que la Iglesia Católica está bajo sospecha?

Que el hecho de presentar el Reportaje con el título de “WICCA CELTÍBERA, LA BRUJERÍA DEL SIGLO XXI”, de que no haya más entrevistas a wiccanos que SOLO A MIEMBROS DE WICCA CELTÍBERA, y que todas estas alusiones se hagan tras declaraciones DE REPRESENTANTES DE LA WICCA CELTÍBERA, el resultado de asociar el ánimo de lucro, el sectarismo y el engaño CON LA WICCA CELTÍBERA, es una consecuencia previsible y por lo tanto premeditada.

La misma reportera, señala alguna de nuestras prácticas como consecuencia de que para “muchos” nuestros ritos sean actos sectarios. Un juicio de valor que no deja de ser moralmente cuestionable en comparación con prácticas auténticamente crueles de Cultos que, por mayoritarios, muy pocos definen como “sectarios” (destructivos o peligrosos) 3.

Que en cualquier caso, aceptamos con espíritu crítico todas las opiniones, vengan de donde vengan y digan lo que digan, pero consideramos que si se nos acusa de algo, lo honesto es que se haga DE FRENTE, SIN ALUSIONES MÁS O MENOS VELADAS NI EUFEMISMOS.

Que lamentamos, que pese a las insistentes preguntas sobre el ánimo de lucro que se nos hizo, ninguna respuesta se haya reflejado como réplica a unas insinuaciones que se vuelven a repetir en el video después de contestadas en la grabación, pretendiendo GENERAR DUDAS, NO RESOLVERLAS.

Que las “ofertas” destacadas en el reportaje, que señalan el cobro por actividades de tipo espiritual o religioso, NO SON DE LA WICCA CELTÍBERA Y AL MENOS UNA DE ELLAS NI SIQUIERA ES WICCANA. El difuminado inmediato de los documentos que se aportan como evidencia de que en la Wicca existe ánimo de lucro, impide ver que NO SE CORRESPONDEN CON DOCUMENTACIÓN DE LA WICCA CELTÍBERA. Si se tiene el tiempo y la paciencia de visionar con detenimiento las imágenes antes de difuminarse, comprobaremos que es tal y como decimos.

Que el Sr. Tudela, aluda en un monográfico sobre Wicca Celtíbera a UNA SECTA WICCA cuyo nombre no da, que esquilma el dinero vendiéndote una túnica o libros, como ejemplo de actividades fraudulentas, quizá sea pisar peligrosamente la línea que discrimina entre OPINIÓN y DIFAMACIÓN. Y como parece o pudiese dirigirse a nosotros por lo anteriormente expuesto y para aclarar cualquier malentendido que genere su opinión, reiteramos, que no excusarnos, nos gustaría explicar cómo actuamos frente a estos supuestos.

Ignoro si sabe el Sr. Tudela, que en esta Tradición exigimos el estudio de una extensa bibliografía. Y por hacerlo ¿habrá alguien con dos dedos de frente, que se extrañe? ¿habrá Facultad de Teología o Seminario Católico, que no recomiende o exija la lectura de autores relevantes para su/la religión? ¿Habrá quien pasara por la Universidad sin comprar los libros de los temarios, incluidos los de sus propios profesores? ¿De qué hablamos entonces?

¿No será que quizá haya quienes acostumbrados a enfocar la Wicca como iletrada, una suerte de hechicería simplona y fraudulenta, mala copia pueril -dicen- de magia ceremonial y pocimarios medievales en manos de desaprensivos, puede que desconcertados por unos hechos que les desdicen, quieran ver engaño en una Wicca que promueva la lectura y el estudio? 4

En cuanto a la venta de túnicas, ocurre otro tanto. También somos estrictos sobre el vestido ritual en virtud de nuestro carácter reconstruccionista, exigiendo un hábito religioso concreto: el celtíbero. Desgraciadamente, no lo regalamos, pero TAMPOCO LO VENDEMOS. Damos información de telas, colores y patrones, dónde comprarlas y si es necesario, quiénes lo confeccionan con garantías y a buen precio, pero siempre con carácter ORIENTATIVO. Ni que decir tiene que no estamos vinculados con estas empresas, más allá de ser clientes suyos.

Sí, efectivamente, hay que leer mucho y seguir un ritual muy estricto. Pecamos de ser exigentes y mantener un Culto coherente y homogéneo, que dentro de su reconstruccionismo tiene unos códigos IGUALES PARA TODOS ¿sectarios, un fraude por esto? No vamos a entrar a discutirlo, cada cuál piense lo que crea oportuno. Pero eso sí, conociendo todos los datos.

Es más, puestos a “pecar”, pecamos hasta de soberbia, porque no sólo nos exigimos leer mucho, utilizar los elementos rituales apropiados y no hacer distinciones, sino que además, no tenemos pudor ninguno en querer lo mismo para todos aquellos que, como nosotros, como wiccanos,  abracen los Cultos Nativos precristianos: PREPARACIÓN Y COHERENCIA.

Que, si ni las Entidades a las que se alude en los documentos expuestos en el reportaje, ni la información de las actividades por las que cobran, tienen que ver con la Wicca Celtíbera, y siendo un monográfico de la Wicca Celtíbera, hemos echado en falta la oportuna ACLARACIÓN.

Que en ningún momento he hablado de “vender” cursos de “mi brujería”, como parece querer replicarme el Sr. Tudela, sino que como expliqué en la parte de la entrevista que no se ha editado, impartir cursos, charlas o talleres de temática religiosa relacionada con el Paganismo o la Wicca en concreto, como su historia, principios, etc., no sólo lo entiendo lícito, sino natural.

No desacredita a nadie cobrar por impartir un curso, conferencia, taller, escribir un libro o un artículo, incluso hacer un reportaje, como que Natalia Luque y Belén Moraleda cobren el día de mañana por sus trabajos, significa que no sepan de periodismo. Es más, que el propio Sr. Tudela, que se identifica como MAGO 5, haya publicado un libro titulado Iniciación a la Magia Ritual 6, pienso que ni cuestiona sus conocimientos, ni desluce “su magia”.

Que las alusiones y juicios de valor estaban todos enfocados contra la Wicca Celtíbera, lo demuestra cuando y sin que en ningún momento el Sr. Tudela se hubiese dirigido o nombrado a esta RELIGIÓN, cierra la periodista el reportaje sentenciando: “… al igual que Joan Tudela, son muchas las personas que dudan si la Wicca Celtíbera es una brujería real y auténtica […]” ¿Pero no estaban hablando de la Wicca en general? ¿en qué momento del reportaje el Sr. Tudela se ha dirigido a nosotros o nos ha cuestionado directamente?

Que en cuanto a esta afirmación en sí misma, como no tenemos por qué dar ninguna explicación de lo que somos a nadie, y todo el mundo es muy libre de opinar incluso como en este caso sobre LO QUE NO CONOCE, no vamos a entrar a valorarla.

Sólo podemos responder que, pese a todo, somos un Culto Wicca muy real, el primero que con su coherencia, seriedad y esfuerzo ha facilitado que la Vieja Religión, la Brujería, vuelva a ser A TODOS LOS EFECTOS una religio licita en este País.

Que no cuestionaremos el trabajo por venir de TRACOR, Entidad vinculada a través de San Pablo CEU al Opus Dei y a la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP), que se funda como “una agrupación de seglares católicos con personalidad jurídica eclesiástica y civil, erigida como asociación católica y apostólica por la Conferencia Episcopal Española e inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia (nº 3169-SE/C). Una persona jurídica privada de la Iglesia (Decreto CEE 20 de noviembre de 1992) cuyo carisma se orienta a la propagación de la fe católica y al apostolado, formando e instando a sus miembros para que tomen parte activa en la vida pública y sirviendo de nexo de unión de los católicos… La acción de la ACdP abarca toda la vida social y pública. El propagandista antepone su compromiso cristiano y su afán de testimonio evangélico -tanto en la vida privada y familiar, como en la pública- a cualesquiera otras consideraciones e intereses, adoptando actitudes inequívocas en favor de la verdad y la justicia y en defensa del ser humano.7 Y afirman que la ACdP, es “una asociación que tiene como carisma hacer presente la propuesta cristiana en la vida pública, se sirve para ello de diversas instituciones entre las cuales, como referíamos anteriormente, destaca la marca CEU, que hace de paraguas de varias universidades y colegios en toda España.” 8

Que, en definitiva, lamentamos no haber podido dejar claro que no se puede generalizar ni mucho menos enmierdar esta religión en base a lo que el intrusismo y la ignorancia impongan, porque además es profundamente injusto meter a todos los que hablemos de/desde la Wicca, en el mismo cajón desastre, como es lo que para nuestra decepción se ha hecho en este reportaje.

En la BRUJERÍA, esto es, en LA PRÁCTICA DE LA WICCA, el fraude es una consecuencia más de la miseria humana, que al final trunca las aspiraciones de quienes buscan el camino fácil y los atajos. Actitud que desde la Wicca Celtíbera NUNCA hemos defendido.
©Fernando González

______________________________

1.- http://www.tracor.es/

2.- Mayo 2016.

3.- Como por ejemplo, la mortificación de la carne y el Sacramento de la Penitencia entre los católicos.

4.- Joan Tudela, ¿QUÉ ES LA WICCA?  https://youtu.be/j-suQchgdUQ

5.- “… Cuando  me  inicié en la  Magia […]”. Joan Tudela, INICIACIÓN A LA MAGIA RITUAL, pg. 8.

6.- https://www.amazon.es/INICIACION-MAGIA-RITUAL-Joan-Tudela/dp/1446122484

7.-http://www.acdp.es/que-es-la-acdp/

8.- http://www.eldebate.es/noticias/universidad-ceu-san-pablo-afronta-nuevo-ano-electoral-24102014-1222

Cuando no eres consciente de lo que celebras, pero participas de la fiesta por “contagio”, del jolgorio haces jarana. Y esto nunca acaba bien, porque siempre hay quien acaba sufriendo o pagando tus excesos.
Si se utiliza un Festival de Renovación de la Naturaleza para congraciarse o exaltarla, todas las actividades que se reducen a divertirse a costa de ignorar estos propósitos y que terminan agrediendo nuestro entorno natural, ni la honra, ni te interesa, ni se enriquece.

Si se aprovecha un acontecimiento religioso, para dar rienda suelta al desfogue del estrés y de las frustraciones, se pervierte el sentido para el que está concebida la Celebración, corrompe el motivo por el que la gente se ha congregado y deslegitima nuestra presencia en la misma.

Si con esta actitud, se insultan las creencias de quienes participen devotamente de SU FIESTA, se ofende a quienes compartieron un espacio para festejarlo y se ensucia con los despojos de nuestra irresponsabilidad, deberíamos plantearnos si no estamos haciendo de nuestra libertad, libertinaje, y de su generosidad, desvergüenza.

Lo que hemos visto al amanecer del Solsticio de Verano, tanto en la fecha concreta en Stonehenge (Rio Unido) pero sobre todo en las réplicas de los día inmediatamente posteriores (España), vuelve a ser un insulto para la celebración y para quienes la celebran.

Estamos empezando a acostumbrarnos que durante nuestras festividades más multitudinarias, profanar de diferentes maneras los Lugares de Culto, principalmente o por serlo los Espacios públicos Naturales y Santuarios, se convierta en una constante y consecuencia de celebrarlas. Un mal que sabemos va a producirse y al que no vemos, buscamos o encontramos solución.

Cuando hablamos de falta de respeto, desmanes y basura tras nuestras festividades, a todos se nos viene a la cabeza el día después en Stonehenge o las decenas de playas españolas al amanecer de los días 24 o 25 del mismo mes.

Por cierto y para los más puristas, dos apuntes: quienes celebran las últimas bocanadas del Solsticio de Verano, aún vivo festivamente hablando algún día después, en tanto sea como consecuencia del hecho principal y siga la pauta ritual prefijada, la efeméride que el Cristianismo impondría para tratar de cristianizarlo, cosa que no consiguió, ni la sustituye ni lo modifica.

Los paganos SIGUIERON celebrando entre el 11 y el 25 de junio, las mismas fiestas y tradiciones de antaño, pero esta vez bajo el paraguas de otra de las efemérides que el Cristianismo se sacó de la manga para paliar la devoción pagana, la Noche de San Juan. Es absurdo suponer que el Cristianismo, que abolió o sustituyó las principales efemérides de los Cultos precristianos, en este caso concreto hubiese optado, para “confundir” a los nativos que llevaban miles de años calculando astronómicamente sus fechas y celebrándolo fielmente, correr la fiesta a uno o dos días después para que no supiesen qué estaban festejando.

Es más, es que defendían abiertamente que su objetivo era ligarse a los ritos solsticiales paganos, incapaces de erradicarlos. No querían cambiar de fechas, sino justificar por qué superponían sus propias conmemoraciones a las paganas. Si habían fijado el nacimiento de Jesús coincidiendo con el Solsticio de Invierno, el natalicio de Juan Bautista, que dicen sus textos sagrados había nacido seis meses antes y que apodaban “el Precursor”, tenía que haber sido en el Solsticio de Verano.

Así, leemos cómo Agustín de Hipona vincula los natalicios de Juan el Bautista y Jesús a los solsticios de verano e invierno, respectivamente, so pretexto que “… nace Juan cuando la luz del día comienza a disminuir y a crecer la noche; Cristo nace cuando las noches decrecen y los días se alargan. Y como si el mismo Juan hubiese advertido el simbolismo de los dos nacimientos, dijo: Conviene que él crezca y yo mengüe[…]” 1

Dicho esto, cuestión que aclararemos en los próximos días con un artículo exprofeso sobre la Noche de San Juan, volvamos al asunto del que nos hacemos eco hoy: la falta de conciencia y por qué no, la irresponsabilidad con la que mucha gente agrede nuestras Celebraciones y Espacios Sagrados, con la excusa de participar de nuestras fiestas, desbarrar sin miramientos y enmierdarlo todo sin preocuparse del efecto que provoca en la Naturaleza.

Los paganos, por regla general solemos ser cuidadosos y respetuosos con nuestro medio ambiente, de hecho sacralizamos la Naturaleza, por lo que no supone problema alguno prever los desperdicios de la fiesta y recogerlos para dejar el lugar, sagrado para nosotros, igual que lo encontramos. Igualmente, vemos en nuestros Santuarios lugares consagrados a nuestros Dioses, por lo que piedras, árboles y arroyos tienen el mismo valor que los altares de cualquier catedral cristiana. Esa no suele ser la causa de las imágenes que nos abochornan.

Sí es preocupante, que no seamos capaces de concienciar a los creyentes y demás participantes anónimos en nuestros ritos públicos abiertos, de la necesidad de preservar y proteger de nuestra irrupción el espacio que vayamos a utilizar para la celebración y por lo tanto de comportarse en consecuencia. Y por lo mismo que nadie bien nacido se recostaría alegremente para posar sobre la losa de la tumba de su madre, nosotros no lo hacemos sobre nuestros altares de piedra (megalitos), ensuciando nuestros ríos y campos o encaramados a nuestros árboles sagrados.

Por supuesto, no podemos ni controlar ni responsabilizarnos de aquellas otras fiestas que no oficiamos, que salvo casos muy localizados y concretos son aquellas que bajo el patronazgo cristiano más daño ocasionan. Con todo, es nuestro deber concienciar a las personas que maltratan nuestro entorno, del daño que provocan.

El problema en Stonehenge debe servirnos de ejemplo de lo que no podemos consentir que nos ocurra. Si solicitamos un espacio público, natural e/o histórico, hemos de dejar claro a quien quiera participar con nosotros, de su responsabilidad y obligación de cuidar nuestro espacio sagrado, que es el suyo propio como poco en tanto esté en él. Y si no lo entiende, no puede participar. Punto.

Asimismo, debemos pedir la colaboración de las Administraciones para que protejan el normal desarrollo de nuestras ceremonias públicas, evitando el intrusismo de quienes se apuntan a todo lo que les huela a incienso, cachondeo y excesos. Es preferible una fiesta con 20 personas conscientes de lo que viven y dónde están, que de 20.000 descontrolados para los que todo el monte es orégano y que lo único que entienden es que toda excusa es buena si de diversión se trata.

Contra lo que suceda en el transcurso de las fiestas de otros Cultos, repito, no podemos hacer más que denunciarlo y hacer pedagogia, concienciar a la sociedad de lo que tan imprudentemente ha dejado atrás: el respeto.

©Fernando González

_____________________

1.- Agustín de Hipona. Sermón 293. 1. Cartago, sermón del 24 de junio de 413 e.c., con motivo de la Festividad de San Juan Bautista.

image

Un mal símil, dicho inconscientemente o no, puede suponer una apología encubierta del odio. Que el Papa Francisco identifique como “cristianos paganos” a los “malos cristianos“, a quienes viven de manera superficial su pretendida fe mientras se dejan llevar por la hipocresía, la impiedad y el ego, a los que no le duelen prendas calificar de “corruptos” y a quienes advierte que su Dios “vomitará su nombre” (!), no deja de ser una bajeza retórica e irresponsable, inapropiada de quien es referencia devota de cientos de millones de personas.

¿Qué no dirían si desde el Paganismo, las diferentes religiones nativas que a día de hoy luchamos por el reconocimiento de nuestros derechos, alertásemos públicamente a nuestros hermanos, que tanto las actitudes indecorosas o deshonestas como la perversión religiosa, son señales inequívocas de haberse convertido en “filo-cristianos”? ¿No dirían que sería injusto, fácil y gratuito buscar chivos expiatorios frente a una mala actitud humana, antes que asumir nuestros propios defectos?

Y aunque hoy se haya quedado en una fea costumbre acusarnos de toda maldad y desgracia, no hace tanto que sirvió como excusa para perseguir a las personas por sus creencias, y además fomenta la idea inaceptable que los paganos, por serlo, seamos malvados, creando animadversión y tensiones donde no las había ¿Algún día nos dejarán de utilizar los Cultos cristianos, para justificar la miseria humana y especialmente la suya?

Ya estamos más que hartos que nos carguen con sus “sambenitos”, pues nos hacen responsables de sus culpas desde la impunidad de las alusiones veladas, y lo peor es que conscientemente, que por eso lo hacen. Pero a la vez se prevalen del púlpito y rehúyen un debate que, por venir de un discurso falaz, saben perdido de antemano.

Si tienen reproches contra nuestros Cultos, que hablen claro, mirando a los ojos, con franqueza y honestidad. Que lo digan sin ambages, que quizá merezcan también oír lo que hace mucho que nadie les dice (1700 años aprox.) a la cara. No tememos enfrentarnos a nuestros errores ¿lo tendrán ellos de afrontar sus mentiras?

Pues eso, que al Cesar lo que es del Cesar… o ya que “okupan” el Vaticano, quizá mejor decirles que a Marte el Palatino y a Quirino, el Quirinal…. pero decídanse, que se nos cansa la mano de “sujetar la toga”.

©Fernando González

image

El Culto a los Muertos es una de las prácticas religiosas más primitiva del Ritual Nativo Indoeuropeo, y por lo tanto de la Wicca, pero también anterior (Homo Antecessor) al ser humano moderno (Homo Sapiens Sapiens) y de hecho universal.

Uno de los antecedentes más antiguo del que tenemos constancia, es una ofrenda en forma de bifaz hallado en un enterramiento de Atapuerca (España), que tiene una antigüedad de 400.000 años, corresponde a un Homo Heilderbengensis y ha sido bautizado con el nombre de Excalibur[1].

Este tipo de Culto es una parte arcaica de la Devoción, en este caso como consecuencia y a través de rememorar, celebrar y mantener los lazos sagrados que nos unen con nuestros Ancestros y Antepasados (nótese que hacemos una diferencia entre ambas latrías).

Por lo común, el Culto a los Muertos puede darse en diferentes formas rituales, ya como dedicación plena, aunando algunas de sus formas o como parte de otras prácticas. Así, podemos distinguir generalmente entre Enterramiento, Ofrenda, Conmemoración y Celebración.

Como anotábamos más arriba, este tipo de Culto puede responder tanto a la veneración por nuestros antepasados o Culto a los Antepasados (principalmente familiares), como a la de nuestros ancestros o Culto a los Ancestros (míticos o directos), estos últimos ya consanguíneos como grupales (etnia o colectivo).

La Evocación de estos Espíritus con cualquier otro fin, sobrepasa al Culto que se les debe y por lo tanto al objeto de esta práctica religiosa. De ningún modo está ligado con acto mediumnímico alguno, ni trata de revivirlos o resucitarles.

En la Wicca Celtíbera, el Culto a los Muertos es una práctica común y obligatoria para toda la Tradición.

======================

ENGLISH VERSION*

THE PRACTICE OF THE DEAD

The Cult of the Dead is one of the most primitive religious practices of Indo-European Native Ritual, and therefore of Wicca, but also previous (Homo Antecessor) to modern humans (Homo Sapiens Sapiens) and universal in fact.

One of the oldest of which we are aware in our History is an offering in the form of hand ax found in a burial site of Atapuerca (Spain), which has an age of 400,000 years that corresponds to a Homo Heilderbengensis and has been named Excalibur [1].

This type of Worship is an archaic part of the Devotion, in this case as a result and through reminisce, celebrate and maintain the sacred ties that bind us to our Ancestors and Forefathers (note that we make a difference between the two worships).

Usually, the Cult of the Dead rituals can occur in different ways, either as full-time dedication, combining some forms or as part of other practices. Thus, we can usually distinguish between Entombment, Offering, Commemoration and Celebration.

As we wrote down above, this type of Worship can respond both to reverence for our forfathers or Forefather Worship (mostly relatives), as that of our ancestors or Ancestor Worship (mythical or direct), these latter ones as consanguineous or as group (ethnic or collective).

Evocation of these Spirits for any other purpose, exceeds the Cult that is dued to itself and therefore the object of this religious practice. In no way it is linked with any mediumistic act, or try to revive or resurrect them.

In Wicca Celtíbera, the Cult of the Dead is a common and mandatory practice for the whole Tradition.

©Fernando González

________________________
1. https://wiccaceltibera.wordpress.com/2012/03/19/la-piedra-rayo-de-atapuerca-un-secreto-que-hace-400-000-anos-que-se-llevaron-a-la-tumba/

* Cortesía de nuestro hermano, Luciano de los Ángeles

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.762 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: