Archive for 31 enero 2016

image

Hace unos días pudimos ver la grabación en vídeo de un programa de radio en RAC1[*], en la que un habitual personaje de la farándula ocultista, acudió con su representante a realizar un supuesto ritual “druídico” para atraer la lluvia.

Sobra decir que tanto el presunto rito (mejor pantomima) como su intervención, fueron el hazmerreír del público asistente al programa, y si bien es una falta de respeto burlarse de un oficio religioso, sea el que fuere, teniendo en cuenta que allí no lo hubo y que lo que se dio ha sido la mala actuación de un “actor” cada vez menos “fresco”, el histrionismo y la impostación del personaje creo sinceramente que no dieron para más que rubor o carcajada.

En cuanto a la entrevista, volvió nuevamente a no llevar estudiado el tema (el Druidismo). Le vi ambiguo, incongruente y con una carencia asombrosa de conocimientos en la materia o de la retentiva necesaria para hablar de ello, porque además de no dar pie con bola, fue incapaz de explicar algo con un mínimo de rigor histórico.

Se me vienen a la cabeza dos momentos en concreto: cuando habla de un Druidismo que dice tiene una antigüedad de 8000 años (?), y cuando trata de explicar qué narices pinta una Rosa de Jericó (!) en un pseudo-rito druídico que “vende” como ancestral.

Quizá para un público no muy formado en Historia, en concreto en historia de la religiones, pasase desapercibido que muy difícilmente puede ser más antiguo el sacerdocio de un pueblo, que el pueblo en sí mismo. Me explico:

Si entendemos por Druidismo la Religión de los druidas (léase con ello la filosofía, la ciencia, etc.), y los druidas se circunscriben exclusiva e inequívocamente, ni antes ni después, a los pueblos identificados como Celtas, quizá no a todos y puede que no desde siempre ¿cómo es posible que en el mejor de los casos y dándome a extremos heterodoxos, hubiese podido existir la casta sacerdotal de los celtas, 3000 años antes de la aparición de los celtas? ¿puede haber un Cristianismo sin Cristo o un Budismo sin Buda? Pues tampoco druidas sin celtas.

En cuanto a la Rosa de Jericó, poco que decir. Es un vegetal de climas desérticos que parece ser proviene de Afganistán y Siria ¿Qué tiene que ver con los celtas y sus druidas, con la sabiduría popular europea o con los ritos para atraer la lluvia que pudieron tener y desarrollar estos pueblos desde sus hábitats naturales, que sabemos muy alejados de los de esta planta?

Hombre, sí, podemos especular hasta el infinito y más allá. No se, que la trajo a Roma un comerciante fenicio y la compró un centurión, que al final de su carrera la plantó en su humilde pero muy digno domus de la Galia, recompensa por haber servido con valor al Senado y al Pueblo de Roma. Lo que llamó poderosamente la atención de un druida bretón que pasaba por allí y que tomó buena cuenta de la planta y una vez desentrañados los secretos mágicos que guarda, los transmitió a sus iguales y así hasta que la Gestapo les obligó a ocultarlo de miradas impías, hasta que un buen día apareció este señor para desvelarlo…

En fin, es lo que tiene mezclar hechicería con sacerdocio o religiones y vaya Ud. a saber si con algo más, y como se carece de la visión histórica necesaria, creer que como esta planta se utilizó en África por qué no en Europa, si afín de cuentas solo tenemos que doblar el mapa para que se junten los continentes, las creencias, los mitos, los Dioses y el sursum corda si hay iluso que lo “compre”.

En cuanto a su actuación, por lo que he sondeado creo que no he sido el único que se dio cuenta de que parecía que ni tan siquiera se había leído el guión.

Interpretó improvisando, como perdido, nervioso, sin tener muy claro lo que estaba haciendo. No sabía hacia donde ir o mirar, se movía compulsivamente de un lado a otro sin orden ni criterio, dando órdenes a sus “secundarias” de seguir animando (?) una representación que parecía tenerlas tan desconcertadas como a todos; o quizá avergonzadas, más deseando acabar que centrados ninguno de ellos en lo que fuera que estuviesen haciendo, que sólo él sabrá -o tampoco-… porque el reparto estaba más perdido -verbigracia- que una rosa de Jericó en Gales.

Resumiendo, vergüenza ajena lo que pudimos ver y oír. Vergüenza, porque dijo y así lo presentaron como si realmente fuese un druida y Druidismo lo que decían estar haciendo o de lo que parecían estar hablando, y ajena porque si una cosa debe quedar meridianamente clara, es que lo que allí se vio no tiene siquiera parecido con el Druidismo.

Estoy seguro que el auténtico Druidismo dará las explicaciones que haga falta dar, para desmarcarse de este tipo de actuaciones y personajes. Otra cuestión es la capacidad o el interés de los demás, para entender y valorar las diferencias.

No pienso que éste haya sido un golpe fatal para la credibilidad del Druidismo, en todo caso para quien se ha prestado a tal esperpento. Con idéntico resultado que suponer a Carlos Jesús, que su Dios tiene ya en Raticulin, representar al Cristianismo.

Un ejemplo creo que bochornoso de lo que una persona ya sin credibilidad, asustado por un futuro tan incierto como oscuro y sin capacidad de cambiar un discurso “ochentero” y demodé que cada vez engaña más y atrae a menos, es capaz de hacer para sobrevivir… aún a costa de su propia dignidad, me temo.

En mi caso y aunque en un principio no debería afectarme directamente, lo hace y mucho por el tremendo respeto que me merece esta Religión y las personas que la sostienen con su sacrificio, estudios y lucha constante por alejarla del circo, el negocio y la ignorancia. Que ven/vemos mancilladas sus creencias por las blasfemias e irreverencias de este tipo de personajes.

Porque me siento y me sé identificado y parte de este nativismo pagano que aún pugna -manda leches-, por hacerse respetar.

Porque creo, sinceramente, que solo a través de un frente común lograremos recuperar ese respeto que nunca debimos haber perdido.

Y porque en la Wicca tenemos tantos casos y peores, que no puedo sino solidarizarme desde el pragmatismo, que esta es una carrera a largo plazo que probablemente no vamos a solucionar nosotros, más allá de ofrecernos como eslabones de una cadena que hemos de procurar se siga alargando.

Recuerdo que el primer año que acudimos al Alandroal (Portugal), para participar en unas jornadas de arqueología y celebrar una ofrenda a nuestro Dios Endovélliko en su principal Santuario de San Miguel de Mota, al acabar la ceremonia me comentó su Alcaldesa que después de oírnos y verlo, ahora sí que sabía lo que era la Wicca y podría explicarlo a quien se lo preguntase. Pues eso, ahí está nuestro trabajo.

En otra ocasión hablaremos del transfuguismo confesional, por ejemplo, que aunque venga al caso no así a la ocasión, de quienes dicen ser de todo y lo más de cada casa, que usan o mejor abusan del relativismo para explicar lo “normal” de pertenecer a Cultos y credos diferentes cuando no opuestos, pues aunque caminos hay tantos, ellos, entes omnipresentes, pueden recorrerlos todos y a un tiempo. Y al final solo para engordar su ego, su bolsillo o ambos.

En todo caso, repito, no veo más que una figura patética la del personaje que interpreta, superada por la querencia hacia el camino fácil en un mundo que maduró sin él, adelantándole por la siniestra mientras envejece sin la posibilidad de reconciliarse con la religión a la que creo que parodia, en un ocaso, el suyo, que he constatado avanza a pasos agigantados.

©Fernando González
______________
* http://www.rac1.org/versio/blog/plou-a-rac1/

Anuncios

Read Full Post »

Interesante artículo sobre el Culto Lunar entre los Celtas. En la Península Ibérica tenemos constancia de estas celebraciones lunares y en nuestra Tradición Celtíbera así como en la Brujería Tradicional Ibérica en general, de la observación de ambos tránsitos y con igual sentido…

Hermandad Druida Dun Ailline

Por lo que sabemos, las gentes solían celebrar sus ritos en luna llena o Oenachs, y los sacerdotes en la luna nueva. La luna del tercer trimestre es muy significativa (Abril) para el inicio de las prácticas religiosas.

Cada 55 años el ciclo lunar comienza en alguna de las grandes fases de la luna; por ejemplo desde mediados del siglo XX, el ciclo lunar empezó en luna nueva y en 2001 se inició en la siguiente fase importante de la luna. Esto está knowrh2reflejado en muchos de los monumentos neolíticos de Stonehenge, así como en las tumbas de pasillo de Aubrey y Knowth, que contiene una piedra con marcas lunares que reflejan estos ciclos.

El calendario Sequani y el calendario de Eleusis comparten los 55 ciclos de noche para coincidir en una de las festividades importantes: la llegada del equinoccio de otoño y con ello la necesidad de prepararse para…

Ver la entrada original 1.731 palabras más

Read Full Post »

image

Durante estas navidades hemos sufrido en España una auténtica guerra ideológica y mediática, como consecuencia de la improvisación de diferentes actos festivos, por parte de un lado de los nuevos Ediles provenientes o vinculados al partido político PODEMOS, y del otro sobre todo del partido político desbancado, el PARTIDO POPULAR.

Entre ambas posturas, destacan de forma notoria los aparatos de propaganda (medios de comunicación afines) cristianos, agnósticos o ateos. En el colectivo pagano también ha habido una respuesta más o menos uniforme, no tanto en cuanto a una posición claramente definida, como a una réplica al uso torticero de nuestros ritos y mitos, aunque sin la proyección o atención que hubiese merecido por parte de estos medios.

Y en cuanto a nuestra posición, creo que deberíamos cubrir una tercera vía, llenar el espacio que ambas han dejado más o menos descuidado, el sentido común.

Desmarcándome de todo planteamiento político, quisiera abordar esta polémica desde la parcela que como religioso me compete o interesa destacar, porque por todo lo que hemos visto durante estos días y desde este prisma objetivo, entiendo que quien puede tener razón la pierde, y quien no la puede tener, se justifica, empero por exceso o por defecto la religión es la única que acaba perjudicada. LA RELIGIÓN, en mayúscula, no una u otra religión. Me explico:

Siendo cierto que las tradiciones navideñas tienen un profundo calado cristiano y son mayoritarias las manifestaciones cristianas durante estas fechas, también lo es que no son las únicas ni tienen exclusividad ninguna, como tampoco deben dirigir las prioridades culturales de los Ayuntamientos que quieran aprovechar estas fechas para resaltar otros o más valores.

Asimismo o por el contrario, el derecho de manifestación religiosa recogido en nuestra Constitución, en parte alguna dice que venga supeditado a que cada Ayuntamiento IMPONGA su idea de cómo deba representarse.

Dicho lo cual, bien por la política plurireligiosa y multicultural seguida por nuestros nuevos Ediles, pero mal por la politización que han hecho de estas manifestaciones re-li-gio-sas.

Digámoslo con claridad: por lo mismo que no tendría cabida que una procesión con San Isidro Labrador encabezase las marchas sindicales del 1° de Mayo, tampoco lo tiene una Cabalgata de Reyes presidida por las “Reinas Magas” Libertad, Igualdad y Fraternidad. Y si tanto monta, monta tanto… luego no nos rasguemos las vestiduras si sucede a la inversa.

image

Porque tiene el mismo sentido una carroza de Reyes con la efigie de Stalin, lo que se evocó en Valencia recreando una Cabalgata republicana de 1937 que efectivamente lució a dicho personaje, como iniciar una reunión del extinto Politburó con la lectura de una cita del Evangelio según Mateo.

Que mucho me temo de tirar por aquí, pueda convertirse esto ya en una vuelta al Oscurantismo Fernandino, o a la inversa en el resurgimiento del Culto al Ser Supremo, ahora ya no en manos de la Conferencia Episcopal sino de un nuevo Comité de Salud Pública creado ad hoc, en una suerte de para-religión laicista (!) Así, estamos a muy poco de acabar con peineta, ayuno y Misa del Gallo, o celebrando el 5, 12 y 17 de Nivoso.

De la misma manera, ni las tradiciones navideñas son patente de ninguna religión, por muy mayoritaria que sea, ni puede exigir de las autoridades que no haya ni contemplen otras. Y por supuesto es de una irresponsabilidad que raya lo legal, tergiversar la historia o desvirtuar las tradiciones religiosas de otros a costa de demonizar las de los demás.
Jugar con los miedos religiosos de la gente, tiene unos antecedentes siniestros y casi siempre un final genocida.

Creo que las dos partes han ignorado un principio fundamental: las tradiciones religiosas son eso, religiosas. Se pueden o no celebrar públicamente, coincidir con una o varias religiones o tener más o menos cobertura municipal. Lo que no puede ser, es que los intereses partidistas las quieran atraer hacia su ideología, frustrar en favor de terceros o prohibirlas directamente.

image

Por lo mismo, he de decir que la imagen de los Reyes Magos católicos según la tradición católica de la Cabalgata de los Reyes Magos de la religión Católica celebrada en Madrid, este año ha sido ridícula, por no decir patética. Y no por lo original, divertido o innovador, sino porque ni viene a cuento ni el Ayuntamiento es quién para modificar las tradiciones o costumbres religiosas del pueblo.

Si un Ayuntamiento se da por enterado, porque no es quien para prohibir ni consentir una manifestación religiosa, de un acto Confesional del Culto que sea y por mucha cobertura o apoyo que pueda darle, no debe exigir que el mito o tradición que se conmemora se adapte a los valores ideológicos del partido político de turno.

El Ayuntamiento puede muy bien dedicarse en estas fechas, a celebrar actos y actividades que pongan en valor principios solidarios y sociales, sin que por ello deba intervenir en las creencias religiosas de nadie.

Agradezco, como pagano, la apertura de miras y asertividad de estos Municipios hacia la pluralidad religiosa, pero no puedo apoyar el uso político evidente que han hecho de ello. Por lo mismo que rechazo el uso político de las creencias religiosas que el Catolicismo ha promovido al objeto de cuestionar la diversidad confesional, para exigir la exclusividad de una religión y de sus festividades.

Entiendo que la única función del Estado y de sus Administraciones, se ciñe a colaborar con la práctica efectiva de los derechos religiosos del pueblo, y que por nuestra parte las religiones venimos obligadas a ejercer ese derecho sin negar al resto seguir sus propias creencias y respetar a quienes no profesen ninguna.

Celebrar el Solsticio, la Epifanía o el Día de la Constitución en libertad y públicamente, no debería preocuparme, es más, solo debería hacerlo que alguien quisiera prohibir cualquiera de ellas.

Por lo tanto, ni los Ayuntamientos tienen derecho a reescribir nuestras tradiciones para ajustarlas a las ideologías de los partidos que nos gobiernan, ni las religiones imponer cuáles han de tener derecho a poder manifestarse públicamente.

Y si una religión conmemora o representa un mito en el que tres Reyes Magos entregan a los niños regalos porque les sale de los hábitos que sea así (sic), el Ayuntamiento no es quien para DISFRAZARLES de otra cosa, cambiarles el sexo o modificar el mito, hacerles decir un discurso político o negarla el derecho a representarlo tal cual lo crea, porque nos parezca bien o nos parezca mal, la Constitución de TODOS garantiza su/nuestra LIBERTAD RELIGIOSA.

La misma Libertad que los demás tenemos de no participar o hacerlo en las festividades de nuestras respectivas Confesiones. Esa libertad, en fin, que impide que ninguna religión deba estar por encima de las demás, dominar el espacio público ni limitar el derecho de manifestación religiosa del resto.

Así que lo dicho, bien con la idea, mal con el planteamiento y cuidado con el derrotero que pueda tomar esta polémica más adelante hacia uno u otro lado, porque de seguir cualquiera de sus extremos, la única que puede salir perjudicada es nuestra libertad… Recapacitemos, analicemos lo sucedido tomando como experiencia las nuevas apuestas y mejoremos su puesta en práctica para que este año se subsanen los errores cometidos.

©Fernando González

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: