Posts Tagged ‘islam. Marruecos’

el_nuevo_embajador_de_marruecos_presenta_sus_cartas_credenciales_al_rey_juan_carlos_4ab0d7d2cc1396a68725a2f8d_gEsta es otra de las continuas y gravísimas decisiones inconstitucionales, que aquí no cabe lenguaje políticamente correcto que valga, que está tomando el Gobierno de Mariano Rajoy en materia -o mejor dicho, en contra- de la Libertad Religiosa, que salen a la penumbra por la puerta falsa, con la boca pequeña y gracias al “y tú más” con el que la Iglesia Católica justifica los privilegios desorbitados que le está regalando el actual Ejecutivo.

El mismo Partido Popular que acusó hasta la saciedad a la izquierda y al progresismo de caer rendidos a las reivindicaciones del islamismo fundamentalista, ahora y quizá acomplejado por el descaro con el que está entregando la educación de nuestros hijos al cristianismo, pretende limosnear con el Islam cediéndoles nuestros derechos fundamentales reconociendo y dando carta de validez la Sharía islámica.

Y empieza a hacerlo vulnerando, cómo no, los derechos de los más débiles y desprotegidos, los niños.

Gallardn2_tn579x385

Gracias a un artículo publicado por el diario El País: “España ofrece a Rabat cambiar su ley de adopción para reconocer la tutela islámica” nos hemos enterado que “el Gobierno español ha ofrecido al marroquí cambiar la ley de adopción internacional, de diciembre de 2007” para subsanar el bloqueo que existe actualmente en cuanto a la adopción de niños marroquíes por familias españolas…

Para intentar superar el bloqueo Ruiz-Gallardón envió el lunes pasado al director general de Cooperación Jurídica Internacional, Ángel Llorente, a Rabat donde se reunió con Mustafá Ramid. Le comunicó la intención del Ejecutivo español de constreñir por ley a los españoles que tutelen a niños marroquíes o subsaharianos, acogidos en orfanatos de Marruecos, a respetar la kafala.

Esta figura jurídica islámica obliga a los tutores a mantener la filiación del niño, su religión musulmana y su nacionalidad. Es decir que cuando se modifique la ley, probablemente a finales de año, no podrán, por ejemplo, pedir a los jueces de menores en España la plena adopción del niño. Algunas familias la solicitaron años atrás para garantizar así a sus hijos, de origen marroquí, los mismos derechos que a los españoles. Atendiendo al interés superior del menor los jueces solían concederlas.

Las implicaciones parece que a muy pocos han llamado la atención, salvo, como es de suponer, a quienes exigen el control absoluto de la educación moral y religiosa de los menores, la Iglesia Católica. A través de uno de sus lobbies, Infocatólica, podemos leer que el acuerdo “obliga al Gobierno español a establecer un “mecanismo de control” que permitiría a las autoridades religiosas marroquíes el control de los niños hasta que alcanzasen la edad de 18 años para asegurarse que no se han convertido al cristianismo.

niño madrazaEsté portal, aclara que “el requisito, que se incluirá en el código legal de España, representa un avance sin precedentes de la Sharia (ley) islámica en la jurisprudencia española. La medida también representa un asalto frontal a la libertad de religión o de creencia, la cual es amparada por el artículo 16 de la Constitución española.

El concepto occidental de adopción -por el cual un niño adoptado se convierte en verdadero hijo de los padres adoptivos- nunca ha existido en Marruecos (ni en la mayoría de países musulmanes.)

En cambio, la ley islámica de adopción es llevada a cabo por un sistema llamado “kafala”, una tutela legal que permite a una persona no musulmana asumir la responsabilidad de la protección, educación y manutención de un niño abandonado, pero que prohíbe a un no musulmán la adopción formal o asunción de la custodia de ese niño.

De acuerdo con el kafala, el niño “adoptado” debe conservar el nombre y apellido de sus padres biológicos. Por otra parte, el niño debe permanecer musulmán y debe mantener la nacionalidad de su nacimiento. De hecho, los no musulmanes tienen prohibido el establecimiento de una relación completa de paternidad con el niño, como sería en el caso de una adopción.

Ni tan siquiera cuentan ya los derechos de los padres para que los niños sean educados en sus creencias y tampoco, por supuesto, los propios derechos del menor, cuando se trata de bajarse los pantalones frente al islamismo recalcitrante ¡Menudo ejemplo de coherencia, D. Mariano!

Resulta que una familia pagana no tiene derecho a que sus hijos sean educados en base y atención a sus creencias en los centros públicos, pero a partir de ahora el Gobierno de España sí concede el derecho a un Estado teocrático extranjero (Marruecos), a que los niños adoptados por familias españolas y sin tener en consideración sus creencias y la opinión de sus padres -tutores legales-, sean adoctrinados en la religión del país del que han salido (!) y vean limitados el resto de sus derechos. Para ser un Gobierno de derechas, parece que no dan una cuando se trata de derechos -verbigracia-.

Teniendo en cuenta por las estadísticas que nos ofrecen, según las cuales “el 80% de los niños que crecen en orfanatos marroquíes se convierten en delincuentes, y el 10% terminan suicidándose. Sólo el 10% se convierten en miembros productivos de la sociedad“, resulta llamativo y hondamente inhumano no que haya países que antepongan su religión a los derechos, la salud y la propia integridad y vida de los niños, pues por desgracia sabemos que ocurre con demasiada frecuencia en este tipo de países mientras Occidente se centra en solucionar sus negocios con aquellos, sino que sean nuestros propios Estados quienes claudiquen por intereses políticos y/o comerciales a las exigencias integristas de los primeros… y que lo hagan contra los propios países que gobiernan.

No nos pueden coaccionar a elegir ante la miseria de un niño entre obligarle a practicar la religión de su lugar de procedencia si queremos darle un futuro, o abandonarle a su desgracia si no cedemos al chantaje. Es de bien nacidos ser agradecidos y nos negamos a pensar que haya religión digna del nombre, capaz de preferir el sufrimiento de un niño con tal de asegurar que se le adoctrine. Esto no tiene nada de Divino y sí mucho de humano, de lo más vil del ser humano.

Entendiendo que esta concesión no favorece la integración y convivencia religiosa, sino que atenta contra principios fundamentales tanto de los niños como de los ciudadanos españoles que los adopten, la Confesión Religiosa Wicca, Tradición Celtíbera, estudia elevar una queja formal al Ministerio de Justicia por lo que entiende un agravio sin precedentes a los derechos de los españoles y de la infancia.

marruecos-niños-610x225

©Fernando González-Wicca Celtíbera

Anuncios

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: