Posts Tagged ‘educación’

Esto que vamos a decir aquí, no es la primera vez que lo hacemos. No es un tema nuevo, ni tan viejo como para considerarlo crónico. Como introducción, podemos afirmar que en el ámbito pagano se produce un intrusismo religioso que daña la credibilidad de nuestros Cultos, desvirtúa nuestros ritos y creencias y hace peligrar la supervivencia de nuestras Tradiciones.

Con intrusismo religioso, nos referimos en especial a la suplantación impía, premeditada y consciente de una identidad religiosa, por lo común sacerdotal, por parte de quienes sin tener la preparación, experiencia y trayectoria necesarias ni haber sido ordenados sacerdotes, dicen ser miembros de nuestros cleros y aprovechando esta potestad fingida, facilitan o venden la iniciación y el acceso al sacerdocio al margen de las reglas y las tradiciones de este oficio religioso.

Lo que motiva a estos individuos a actuar de manera tan irresponsable, entendemos que tanto puede ser por lucrarse a través de cursos y productos, como crear dependencias espirituales y filosóficas e incluso montar pseudotradiciones y corrientes eclécticas, que trivializan nuestra historia y raíces con el objeto de obtener la credibilidad que sustraen de otros, pero liberándose de dar cuentas de su falta de rigor. Atrapan al incauto con un relativismo exacerbado y en cuanto se descuidan, llevan pagados miles de euros por un título que no vale ni el papel del diploma; es más, suele suceder que todo Culto serio no les reconozca sino como incautos que han tirado su dinero a la basura.

Después de vivir diferentes casos y con la experiencia de haberlos sufrido directa e indirectamente, creemos que los rasgos más comunes por los que se puede reconocer a quienes se apropian indebidamente del sacerdocio, son:

– El bajo nivel o poco interés religioso/histórico de los individuos que crean estos grupos.

– La carencia de las pautas, los principios y valores religiosos de los Cultos que predan.

– Justificar el uso, que no las reglas, de las viejas religiones.

– Dar a sus “proyectos” de grupo, el nombre de Cultos precristianos o términos afines.

– El uso del eclecticismo, como sistema de creencias y prácticas.

– Hablar más de espiritualidad, que de religión.

– Despreciar la iniciación y ordenación, pero exigirla de sus seguidores.

– Lucrarse de su grupo y de sus simpatizantes.

Decimos que el intrusismo y la suplantación de identidad sacerdotal daña la credibilidad de nuestros Cultos, porque en la mayoría de las ocasiones estos individuos simulan pertenecer a una religión a la que no pertenecen y en la que no creen, además de que pretenden ejercer unas funciones sacrales careciendo de la instrucción, la experiencia y la perspectiva que caracteriza a los auténticos sacerdotes, no conocen la supervisión y orientación que proporciona un clero organizado ni han sido evaluados, ordenados y reconocidos por sus iguales. Con tantos inconvenientes y por su falta de conocimientos y preparación, alteran y transforman las creencias y prácticas que dan sentido a nuestras Tradiciones, vendiendo (sic) una idea demagógica y equivocada de nuestras religiones, que provoca que vaya desapareciendo el conocimiento de la original. Si unimos a esto, que buscan lucrarse, el daño es evidente.

Pero si hay algo peor que todo lo anterior, es la connivencia de muchos de quienes en teoría son miembros de auténticas Tradiciones religiosas y de personas individuales con conocimientos y sintonía con nuestras religiones paganas, pero incapaces de adaptarse a la disciplina religiosa y en especial la iniciática o no queriendo formar parte de ninguna, que por las razones que sean, inadaptabilidad, resentimiento o convicción, justifican si no es que colaboran con estos personajes: participando en sus actividades, defendiendo sus prácticas, arropando a sus gurús y cabecillas, etc.

Dicen, por ejemplo, que todas las religiones empezaron igual, con alguien que salió de la nada y creó algo nuevo, y siendo un decir muy temerario y nada documentado, se les olvida que aunque fuese cierto, ninguno jamás dijo ser sacerdote y representar un Culto ya existente en ese momento, dando directrices diferentes y contradictorias de esa misma religión, ni al contrario de la norma vendían cursos para hacer sacerdotes a sus seguidores o inventaban las prácticas de Cultos que ya tenían las suyas propias. Es que, no estamos hablando de alguien que presenta una nueva religión, sino que se presenta como sacerdote de una que ya existe. Siguiendo el ejemplo que suele poner una de mis hermanas, deberíamos preguntarnos, ¿quién de todos estos valedores del intrusismo, de necesitar cirugía elegirían operarse por alguien sin titulación pero que ha estudiado por su cuenta? ¿recurrirían al cirujano titulado o al que dice haberse inspirado a las puertas de un hospital? Y, si no ponemos nuestra salud física en manos de aquellos que suplantan a otros, ¿por qué deberíamos hacerlo con nuestra salud espiritual? Pues eso…

Remarcamos, que no estamos hablando de alguien que crea una nueva religión, sino de quien abre un nuevo negocio y para convencer a sus futuros clientes de su capacidad, simula pertenecer a una religión conocida y formar parte de su clero. No estamos en el mismo supuesto, pues, que plantean algunos para justificar estas iniciativas.

Ahora bien, no por lo anterior los Cultos Tradicionales estamos exentos de culpa, pues muchas veces con dejar hacer colaboramos en la irrupción de este tipo de personajes. Quizá, obviando nuestra responsabilidad como referentes de opinión más o menos leídos. Ya sea por egoísmo (no afecta a lo mío) o dejadez (para qué meterse en líos), hemos mirado demasiadas veces hacia el otro lado del problema, una no-acción que han aprovechado y puede acabar contagiando amplios espacios del Paganismo.

Hoy, por suerte, menos dos pseudoreligiones legalizadas que sangran a sus seguidores o ponen en manos de sus asociados inventar cultos nuevos, algún que otro inquisidor y varios “perdonavidas” de las Redes Sociales, a la vez no suelen pulular por nuestros espacios más de tres o cuatro charlatanes, que generalmente acaban su aventura tan pronto como tarde en cerrarse la cartera de sus seguidores o se les desenmascare, si bien es verdad que el mismo cuentista puede reciclarse y pasar de druida a wiccano o godi en menos de lo que tarda en actualizarse Facebook.

De todas formas, desde Wicca Celtíbera reiteramos la necesidad de replantearnos cómo afrontar este tipo de intrusismo, y en nuestra opinión creemos que si logramos darnos algunas directrices, podría ayudarnos a contrarrestar estas intromisiones. Por ejemplo:

– CUANDO SE APROPIEN DEL OFICIO SACERDOTAL DE UNA RELIGIÓN, SE APROPIAN DEL OFICIO SACERDOTAL DE TODAS LAS RELIGIONES.

– CUANDO UN CULTO DENUNCIE INTRUSISMO RELIGIOSO, LO DENUNCIAN TODOS LOS CULTOS.

– CUANDO SE ATAQUE A UN CULTO POR COMBATIR EL INTRUSISMO RELIGIOSO, SE ATACA A TODOS LOS CULTOS.

– TODOS LOS CULTOS REDOBLARÁN SUS ESFUERZOS POR DIVULGAR DE MANERA CONSTANTE, QUÉ ES UNA RELIGIÓN, EL SACERDOCIO Y LAS REGLAS COMUNES.

¿Seguir estos parámetros, es exigirnos mucho o nos compromete demasiado? Bien, cada cual somos muy libres de no considerar el intrusismo un problema o enfrentarnos a él como creamos conveniente. Wicca Celtíbera, siempre se ha manifestado en contra de aceptar que alguien se haga pasar por religioso, utilizar la religión para vender cursos iniciáticos o sacerdotales y por supuesto, del uso ilegítimo del oficio sacerdotal, por lo que siempre que hemos sido inquiridos sobre el particular, nos pronunciamos en este sentido. Nunca nos callamos ante actividades de este tipo, ni cuando nos afectaba ni cuando afectó a terceros, al extremo de no dejarnos intimidar por quienes utilizan las redes sociales para hacer campañas en nuestra contra por dar nuestra opinión. Porque, no hemos de olvidar que los vividores del Paganismo nos quieren callados, silenciar cualquier crítica a sus actividades, y es por eso que opinar en su contra lo consideran una agresión, considerando que la libertad de expresión es ese derecho que tienen ellos a decir lo que quieran y a que los demás se callen si no les van dar a la razón.

Por último y debido a los fakes que están saliendo contra nuestra Confesión por defender estos principios, hemos de aclarar que esta iniciativa no se ha concebido para perseguir, criticar o censurar a los demás por expresarse o hacer lo que estimen oportuno con su vida y creencias y que no tenemos intención, tiempo ni gana de fiscalizar a nadie, sino dejar claro que no vamos a aceptar como “normal” suplantar nuestros cleros, ni vamos a dejar de denunciar estas actividades y que nos esforzaremos aún más si cabe, para que las personas estén mejor informadas y prevenir presuntos fraudes. Creemos, que actuando así, con cabeza pero con firmeza, lograremos que los casos sigan siendo prácticamente residuales.

© Fernando González

Anuncios

Read Full Post »

image

Después de leer la normativa de la Comunidad Autónoma de Andalucía en materia de Educación Religiosa para el Curso 2014/15, que con más o menos diferencias se reproduce en el resto de España, no podemos evitar que resurjan entre nosotros sentimientos de impotencia y agravio por estar sometidos a un desarrollo legislativo profundamente injusto, desigual y quizá hasta rayano en lo anti-constitucional.

Al margen de la verborrea legalista de toda normativa e impreso administrativo que se precie de tal, llama mucho la atención la facilidad para mezclar conceptos enfrentados y antónimos con una naturalidad que espanta.

Resulta que lo que el Estado entiende por libertad religiosa en el ámbito educativo, es aquella que consiste en reconocer el derecho a la educación religiosa en las escuelas públicas y concertadas, exclusivamente, a las Confesiones religiosas que tengan acuerdos con el Estado.

Concretamente nos dicen que: “los centros docentes que imparten enseñanzas de segundo ciclo de educación infantil, educación primaria, educación secundaria obligatoria o bachillerato, informarán a los padres, madres o tutores legales del alumnado, o a éste si es mayor de edad, de que el centro oferta la enseñanza de religión, de aquellas confesiones con las que el Estado tiene suscritos Acuerdos y, en su caso, historia y cultura de las religiones.” Y en el impreso a rellenar señalan que las religiones “agraciadas” son: Católica, Evangélica, Islámica, Judía ó en su defecto Historia y cultura de las religiones, aunque no se dice quienes impartirían esta última asignatura optativa.

A esto y al margen de leyes menores que se supone solo pueden desarrollar pero nunca corregir o deslegitimar a las de mayor rango, la Constitución Española, en la cúspide de todas ellas, dice sobre el particular:

“Artículo 14. Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

Artículo 16. 3. Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.

Artículo 27. 3. Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.

A tenor del discurso jurídico de los poderes fácticos, que justifica esta aberración legal sacando a jugar al tercero en discordia: el notorio arraigo (un concepto ad hoc según el cual todas las religiones son iguales pero las que tengan más creyentes e implantación, tienen más derechos que el resto y por eso han de privilegiarse en detrimento de las otras) ¿estaremos obligados a aceptar que la Constitución Española es papel mojado? ¿Hemos de acatar una Constitución que sólo nosotros estamos obligados a cumplir y que el Estado incumple por sistema?

¿Qué papel tiene la igualdad sin discriminación alguna, frente a la discriminación por motivo del número de creyentes? Bajo este planteamiento ¿qué impide al Estado legislar privilegios para los diestros en detrimento de los zurdos?

¿En qué parte de la frase “…sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social“, dice que por la condición de mayoritarias o la circunstancia de mayor implantación, deban discriminarse por sus creencias a unas personas frente a otras? ¿Ser cristiano nos permite tener más derechos y privilegios que ser pagano?

¿Dónde dice que mantener “… las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones“, significa que no se deba cooperar con las demás Confesiones si carecen de notorio arraigo?

¿Qué poderes públicos garantizan a los creyentes de Confesiones religiosas sin el reconocimiento de notorio arraigo, “el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.“? ¿Tenemos los padres y madres paganos, el derecho a que nuestros hijos reciban en las escuelas una formación religiosa acorde con nuestras convicciones, como lo tienen los padres y madres de religiones con notorio arraigo?

Podrán justificarse como quieran, blindarse jurídicamente cuanto les plazca, apuntar mil y una razones que lo motiven, pero en su fuero interno saben mejor que nadie que lo que hacen se llama discriminar, que lo que pretenden se conoce como privilegiar y en definitiva, que lo que defienden no es la libertad, sino marginar a las minorías.

¿Por qué tenemos la impresión que han hecho de nuestra Carta Magna un contrato de “Preferentes”?

Nuestra pretensión ni tan siquiera pasa por emular lo que entendemos como rémora del Nacional-catolicismo, no queremos privilegios o que nuestra religión sea una asignatura más del sistema educativo, porque ni somos proselitistas ni entendemos que la religión haya de cursarse en los colegios, ni que decir tiene que menos aún hacer de nuestros cleros parte del funcionariado.

Pedimos que la religión deje de ser una asignatura, tampoco, claro, evaluable o si se quiere obligatoria. Nuestras reivindicaciones pasan por requerir que el Estado la elimine del cuerpo de materias lectivas, que se sustituya la Asignatura de Religión por otra de Filosofía e Historia de las Religiones y que desaparezca la figura del profesor de religión impuesto por las Confesiones. Que la cooperación del Estado a la que se refiere la Constitución, se ciña a poner a disposición de padres y alumnos de las instalaciones de los Centros para que, fuera del horario lectivo, tutores nombrados por las Confesiones puedan acercar a los alumnos que lo soliciten la religión de su preferencia, sin más costo para las arcas públicas que el derivado de los gastos de material y usos.

Somos pacientes y comprensivos, pero no hasta el punto de ignorar la desigualdad que sufrimos en materia religiosa, una “asignatura” pendiente para España que deseamos se resuelva lo antes posible y coloque definitivamente a nuestra Nación en el s. XXI.

(C) Fernando González-Wicca Celtíbera

Read Full Post »

bruja-buena

Esto mismo es lo que viene decir el artículo Brujas en los libros de texto para niños de 6 años de en un Blog católico que se presenta con la nada pretenciosa sentencia bíblica de Veritas liberavit vos. Como si fuese su verdad y no otra la única que nos liberase de sus miedos, o mejor aún, como si tuviésemos que liberarnos de algo que no fuera de ellos mismos, como si la verdad hubiera sido alguna vez exclusivamente suya.

En este trabajo empiezan recordándonos que desde tiempo atrás ”venimos tratando el tema de la subversión e inversión de valores”, si bien y aunque retratan los presuntos valores “invertidos” no dan en justa reciprocidad detalle de aquellos que se han visto perjudicados. Pero como es relativamente sencillo buscarlos a través de los que recriminan, entiendo que añoran la desigualdad, la marginación, el exclusivismo, la falta de derechos, el privilegialismo, la intolerancia, el despotismo, el integrismo, la teocracia, la represión, la intransigencia…. vamos, el Reino de -su- Dios en la tierra en cuerpo y forma: la Edad Media.

Eso sí, son hábiles identificando todo lo que de bueno nos ha traído la libertad con el anticlericalismo, pero sin relacionar en ningún momento todo lo que de malo ha tenido el clericalismo -cristiano y católico- mientras nos subyugó. Porque no hemos de olvidar que a diferencia de nuestros ancestros pre-cristianos, nosotros sí que sabemos lo que conlleva creerles y dejar que se enseñoreen de nuestra moral y de nuestras vidas.

Dicen que “lo que antes era malo, ahora es bueno, especialmente se busca la ambigüedad, el confundir a las personas”, como si realmente no supiésemos lo que hemos ganado con el cambio o ignorásemos la diferencia.

Antes solo se podía profesar una religión -la suya-, ahora toda persona tiene derecho a creer y practicar el Culto que desee siempre y cuando este derecho no restrinja el de terceros ¿De que ambigüedad están hablando? Creo que está bien claro. Antes la Brujería era una práctica ilícita y perseguida, hoy es un Culto legítimo cuya práctica está permitida. No hay ambigüedad, hay gana de aceptarlo o no aceptarlo, nada más.

Añaden que “caso preocupante es el de los “brujos” y las “brujas”…en el pasado los cuentos y películas para niños nos mostraban al brujo o la bruja de acuerdo con la tradición cristiana, como seres diabólicos…servidores del mal”. Hasta ahí bien, ciertamente la tradición cristiana mintió sin pudor alguno para desprestigiar la imagen de los últimos paganos conscientemente practicantes, pero no entendemos que sus falacias deban echarse de menos, sino alegrarnos por haber superado su imbecilidad. Que en pleno siglo XXI existan personas que aún crean que profesar una creencia religiosa que no sea la suya, es sinónimo de una maldad producto de su diablo, eso sí que es lo preocupante.

Explican que “no hay nada de bueno en la magia, porque Dios no otorga estos poderes, de manera que quien alegue poseerlos ..sin dudas no los adquiere de Él”, y lo hacen como si los demás estuviésemos aún idiotizados por sus prédicas o no supiésemos qué es, de dónde viene y qué significa la palabra magia.

Magia, brujería y religión son la misma cosa. Magos, brujos y sacerdotes viene a decir lo mismo y salvo los matices peyorativos que el fundamentalismo ha generado después, no es algo que se nos escape y puesto que no somos dóciles y obedientes ovejitas sino personas capaces de pensar, pretender acusarnos de servir religiosamente a nuestros Cultos como si fuese un delito, es una soberana majadería.

En todo caso y por jugar un poco con su teología, habría que recordarles que si entienden a su Dios como creador de todo, se nos pueda hacer complicado entender que existan “cosas” que no vengan de su Dios. Deberían saber que si su Dios es todopoderoso, no puede existir nada que no haya permitido que exista. Y por último deberían convencernos, que si la magia fuese como entienden en cuanto al uso de fuerzas y poderes sobrenaturales y su Dios abre mares, detiene el Sol y preña sin concebir, no hace nada bueno ni mucho menos natural. Si además no hay nada bueno en la magia, tampoco lo hay en sus “milagros” y si quien hace magia no lo hace por Él, van a tener un problema para explicarnos de qué va eso de suponer -que no ver- a sus sacerdotes convirtiendo el pan y el vino en el cuerpo y la sangre del que dicen es el ¿Hijo? de su Dios, fallecido hace 2.000 años y resucitado tres días después de muerto, pero que se encarna en cada una de sus eucaristías desde entonces para ser deglutido por oficiantes y creyentes. Y por cierto, si ese acto mágico por excelencia de la transustanciación no viene de su Dios ¿de quien viene?

BRUJA-SUS ROPAS

Auguran que de seguir así las cosas “… ya veréis como dentro de algún tiempo, los niños irán dejando de pensar mal de la brujería.” Hombre, vamos a ver si nos aclaramos; la Brujería es un Culto religioso reconocido legalmente y allí donde nos ampare la Legislación y sepamos que se enseñe a los niños a pensar mal sobre nuestro Culto desde cualquier instancia pública, no duden que obtendrán como respuesta una querella criminal. Hasta ahí podíamos llegar.

De corolario me gustaría extractar el siguiente razonamiento:

Lo peor es que los libros -de texto para niños- también están plagados de insinuaciones y sutilezas de corte ocultista y pagano. Aun peor es que colegios católicos enseñen con semejante basura…sin siquiera advertir el peligro a los padres.

Esto sí que es, qué duda cabe, ejemplo perfecto de una libertad religiosa moralmente impecable y de un pronunciamiento ético sublime… las creencias paganas son basura. Y luego hay quienes piensan y así lo manifiestan, que debemos guardar silencio, que hemos de permitir que enseñen tales cosas a nuestros hijos porque claro, si respondemos, si nos defendemos, somos anticlericales.

Sobre este tipo de manifestaciones me gustaría recordar tres puntos que parecen haberse pasado por alto. Primero, el clericalismo, esto es, lo perteneciente y relativo al clérigo, por mucho que pretendan vincularlo exclusivamente al catolicismo y en su generalidad al cristianismo, no es propio sólo de éste Culto ni de los Cultos cristianos, sino de todas aquellas religiones que posean sacerdotes y/o sacerdotisas.

Segundo, defender nuestras creencias de quienes las agredan, no es ser anti nada, sino reclamar y ejercer nuestros derechos fundamentales.

Y tercero. El clericalismo como ideología, dice la RAE que es: “1. m. Influencia excesiva del clero en los asuntos políticos.” Por lo tanto y solo bajo esta acepción evidentemente siempre seremos anticlericalistas, que no anticlericales. Que por lo menos nos encuadren con propiedad

Por eso entendemos que solo podríamos participar del anticlericalismo y por lo tanto aceptar ser reconocidos como tales, por oponernos a tildar de basura las creencias de los demás y presentar como malvados a sus creyentes y practicantes, decir que sus prácticas pervierten y sean peligrosas para los niños y exigir que no haya más creencia religiosa que la propia, interviniendo en la política para sancionar tales vicios. Esto sí que es agredir, transgredir los límites democráticos y nuestro sistema de libertades.

bruja-malaAsí, no estaría de más que empezásemos por abrir los ojos de una vez por todas y ponernos al día. Nuestros padres nos han dado un sistema de libertades que estamos viendo peligrar a marchas forzadas, que están reduciendo poco a poco delante de nuestras narices y que persigue con absoluta impunidad y descaro que desaparezcan nuestros Cultos, creencias y derechos. De entre todos nosotros los hay que hemos jurado defender de estas agresiones lo que nos transmitieron nuestros mayores, así como la libertad religiosa y los derechos de los paganos. Pues bien, empecemos por el principio, por neutralizar toda manifestación ilegítima como la que hacen desde este Blog, dejemos nuestra impronta en toda difamación o intento de injuriar nuestras creencias y tradiciones, sin insultos ni descalificaciones, sin aspavientos, con la tranquilidad y la firmeza de sabernos con la razón y el derecho a defender lo que creemos.

Y si no somos capaces de hacerlo por nosotros, hagámoslo si quiera por nuestros hijos, para que no tengan que crecer pensando que sus padres y sus madres arderán eternamente en un infierno por monstruos diabólicos y pervertidos. Pero claro, siempre se puede ignorar y permitir que en nuestras sociedades las nuevas generaciones aprendan que las brujas y los brujos y los paganos en general somos “intrínsecamente” malos por nuestra naturaleza diabólica y nuestras creencias basura, antes ésto que pasar por fanáticos.

©Fernando González-Wicca Celtíbera

Read Full Post »

221445.th_maxEn esta vieja y malherida España allá donde coincidan más de dos personas, es a día de hoy tertulia obligada sacar a colación y por diferentes motivos, seguramente todos igual de graves, la nueva Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).

Para unos quizá porque crucifique -con perdón- la enseñanza pública, “gratuita” y universal, para otros porque la privatice -que viene a ser lo mismo-. Algunos dicen que colapsará el derecho de lenguas y los hay quienes, como es nuestro caso, al margen de todo esto veamos en ella un golpe maestro y mortal a la aconfesionalidad del Estado por y sobre todo lo demás, quizá incluso como colofón sino consecuencia de la suma de las anteriores. Como Entidad religiosa que somos vamos a pasar de largo, aún cuando tengamos nuestra opinión, por todas aquellas otras referencias que no se circunscriban a su aspecto específicamente religioso.

Aunque nuestro punto de vista sobre el particular ya ha sido puesto de manifiesto en reiteradas ocasiones, no quisiéramos desaprovechar la ocasión de volver a incidir sobre lo que interpretamos debería conciliar definitivamente el derecho de unos y otros sin conculcar el principio constitucional que ha de prevalecer para todos.

Concebimos una educación donde no exista una asignatura de religión y por supuesto mucho menos que sea evaluable, sino que el Sistema Educativo ceda las aulas e instalaciones de sus centros de enseñanza fuera del horario lectivo, para que las familias y jóvenes que cursen educación en los mismos y así lo soliciten puedan recibir instrucción religiosa por personas facultadas por estos Cultos, sin relación contractual alguna con el Centro. Por otra parte entendemos que sí debiera existir una materia académica identificada como Filosofía e Historia de las Religiones, impartida por docentes públicos.

1258985174143obispos

Toda esta introducción viene al caso de la enésima declaración por parte de la Iglesia Católica en un desesperado intento de justificar a toro pasado o hecho consumado -elíjase lo que mejor proceda-, por qué y contra la opinión general, como marcan las encuestas y demuestra la incidencia en los alumnos, la Constitución y los Derechos Fundamentales, tenemos que obligar a nuestros estudiantes a recibir adoctrinamiento religioso como asignatura evaluable -o su paredro infumable-, dentro del horario lectivo, por adoctrinadores profesionales contratados por las Confesiones religiosas y pagados por el Estado.

Aprovechando las últimas declaraciones de la Iglesia Católica, en boca de D. José Vilaplana, Obispo de Huelva, recogidas por el lobby católico ACIPRENSA, hemos tratado de ponernos en su sotana y pensar como ellos:

En el tema escolar la Iglesia reconoce el derecho, recogido en la Constitución, de los padres a escoger la educación adecuada para sus hijos”.

Esta misma cantinela nos la vienen sermoneando -sic- desde antes incluso que su brazo político, el Partido Popular, llegase al poder, seguros de que tal y como habían diseñado previamente llegados al Gobierno implantarían lo que entendemos ha sido y es el modelo católico de educación: privada, cristiana y excluyente.

juan_antonio_martinez_caminoNo tenemos más que recurrir a la hemeroteca para corroborar que es una letanía recurrente. Sirva de muestra lo que dijo D. Juan Antonio Martínez Camino, Portavoz y Secretario General de la Conferencia Episcopal Española (CEE) unos meses atrás: “La clase de Religión es un derecho de los padres católicos y no católicos, que tienen derecho a que sus hijos puedan ser educados de acuerdo con sus convicciones morales, religiosas y pedagógicas. Está incluso recogido en la Constitución este derecho fundamental y un estado democrático tiene que facilitar el ejercicio efectivo de este derecho. Y nosotros esperamos que lo que hasta ahora no estaba plenamente facilitado en la legislación vigente, que en las nuevas leyes educativas sea realmente facilitado“. Es más, espera que la LOMCE “responda a estas características de las cuales nadie tiene nada que temer” (EUROPA PRESS).

Bueno, bien, supongamos que finalmente tienen razón, que nos hemos vuelto todos ciegos y que no vemos la jugada, que no sabemos que siendo la asignatura de catolicismo una “maría” (asignatura fácil) muchos jóvenes optarán por ella para subir sus medias académicas, que ni tan siquiera lo tienen previsto para volver a inculcar su moral pre-constitucional y lavar el cerebro nuevamente a nuestros hijos/as. Sí, se lo vamos a aceptar todo ¿pero estarán seguros que nadie tiene nada que temer?

¿El Sr. Obispo y la CEE reconocerán, apoyarán y alentarán entonces y con igual vehemencia el mismo derecho de los padres paganos a que sus hijos reciban en las escuelas la educación religiosa acorde a sus convicciones, tal y como asimismo garantiza la Constitución Española? ¿Estarán dispuestos a ponerlo por escrito y avalarlo ante el Estado? Porque si es así que nos lo confirmen y en dos días la CEE tiene un Burofax con nuestra propuesta ¿La firmarían?

secret_school¿Apoyarían que el Sistema Educativo español incluyese obligatoriamente a los Cultos Paganos entre las materias religiosas de la asignatura a las que puedan optar los jóvenes? ¿Si/no/por qué?

Vayamos más lejos, como al menos nosotros no somos proselitistas ni buscamos aprovecharnos y lucrarnos del Sistema y así presentada esta propuesta estaría por encima de nuestra ética, se lo pondremos más fácil aún…

¿Avalaría la Iglesia Católica, aún a pesar de que no se modifique lo que ya han conseguido, tan solo que los Cultos paganos puedan valerse de la autorización de Educación y de las instalaciones de los Centros Docentes, para instruir en sus Cultos y fuera del horario lectivo a los/as jóvenes y familias que lo soliciten? Pues eso.

©Fernando González-Wicca Celtíbera

Read Full Post »

105_1771Cuando cree uno haberlo visto todo, van y nos sorprenden una vez más. Una publicación digital, Mundo Cristiano, se hace eco de una noticia desde Richmond (Virginia) que suscita una doble cuestión alarmante: por un lado, que EEUU envidie una Edad Media que el destino quiso que en buena medida eludiera, y por otro lado lo fácil que se diluyen los derechos del niño cuando se anteponen al cristianismo.

Nunca pensé que nadie en su sano juicio envidiase la Edad más negra de la historia de la humanidad, pero a lo que se ve en Virginia hay gente que no solo lo añora sino que hasta promueve su reinstauración. En concreto a través de un proyecto de ley que están estudiando promulgar, según el cual los estudiantes -sus padres, claro- puedan objetar “cuando las enseñanzas seculares violan sus creencias religiosas”. Vamos que si les van a enseñar que la Tierra gira alrededor del Sol o que se les explique por qué es imposible que una estrella se pare en seco unas horas para que los israelistas terminen una de sus muchas degollinas bíblicas, los niños no tienen más que levantarse y salirse de la clase… que hablan de multiverso, me voy, de astronomía, me voy, de física, me voy, de biología, me voy, de naturaleza, me voy -pfffff-.

Específicamente nos aclaran en cuanto a esta iniciativa promovida por el Senador republicano Bill Stanley, conocido fundamentalista cristiano que promueve el derecho a rezar en los colegios públicos y demás instalaciones de la Administración Pública, que “la votación se produjo después de que oponentes demócratas argumentaron que los estudiantes que creen que el relato bíblico de la creación divina en el libro del Génesis podrían citar la enmienda al negarse a estudiar la teoría del Big Bang en clase de física” (!).

20070529113307-arca¿Dónde ha quedado el cacareado, por lo común descontextualizado y reincidente estribillo de obispos y ministros cristianos, sobre que los derechos del niño están por encima de las creencias e ideología de los adultos? ¿Es un derecho que se tiene como blastocisto y se pierde de adolescente? ¿Por qué los prejuicios religiosos de los progenitores, han de imponerse sobre el derecho fundamental de los niños a una educación integral?

Hombre, después de que la Iglesia Católica, acosada por las demandas y al objeto de ahorrarse un dinero frente a un pleito por homicidio culposo en un caso de presunta negligencia médica (Laicismo.org), hace tan solo unos días a través de sus abogados declarase que “un embrión no es persona hasta que nace con vida” y lo ratificasen después desde el Catholic Health Iniciatives, afirmando que “en este caso, como organizaciones católicas, cumplimos las enseñanzas morales de la Iglesia“, uno comprende mejor que el cristianismo entienda que los jóvenes no tienen derecho a saber sobre ciencia y la realidad de nuestro mundo, porque están por encima las creencias mitológicas -las suyas- de unos pastores beduinos de hace 2.500 años.

Vamos que los niños serán o no serán y tendrán o no tendrán derechos en virtud de lo que a ellos les plazca; y deben aprender exclusivamente lo que a ellos les parezca correcto aunque sea manifiestamente falso -cuando no decididamente estúpido-. De ahí a que los jóvenes estadounidenses empiecen a estudiar que la Tierra es plana y el centro del Universo, no le doy yo más de una  década.

postal_del_creacionismo_tarjeta_postal-p239769836185528247envli_400

©Fernando González-Wicca Celtíbera

Read Full Post »

roucoSí, como suena. El Sr. Rouco Varela, Presidente de la Conferencia Episcopal Española y Cardenal Arzobispo de Madrid, considera que “estatalizar la escuela va en contra de los derechos fundamentales de la persona y de las familias”. Acabáramos.

Resulta que llevábamos décadas engañados por todas las instituciones, agencias, ONGs, librepensadores y organismos internacionales sobre libertades y derechos civiles y hasta que no ha llegado la Iglesia Católica con sus colegios privados y concertados (privados mantenidos con dinero público), no hemos despertado del hechizo laicista. Que no le demos más vueltas, que asegurar una educación obligatoria, universal y gratuita, supone un retroceso, una intervención ilegítima del Estado, pues en resumidas cuentas el Estado no es quien para dedicar una parte de nuestros impuestos a garantizar una educación de calidad que llegue a todos nuestros hijos por igual, sin privilegios ni diferencias

El Arzobispo de Madrid, según recoge el lobby cristiano InfoCatólica, puntualiza que “lo lógico en un Estado libre y democrático de derecho es que se facilite, se abra la posibilidad de la escuela concertada

O sea, concretando, que después de siglos luchando por devolver una educación universal de calidad para todos y de plasmarlo en leyes, nos dicen que son contrarios a los Derechos Humanos, Fundamentales y Civiles el art. 26.1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, arts. 13 y 14 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, el art. 14 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, art. XII de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, art. 17.1 de la Carta Africana sobre Derechos Humanos y de los Pueblos, art. 27 de la Constitución Española, la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, Reguladora del derecho a la educación, el Real Decreto 732/1995, de 5 de mayo, por el que se establecen los derechos y deberes de los alumnos y las normas de convivencia en los centros, y la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación.

EDUCACIÓN CÍVICA Y CONSTITUCIONAL

EDUCACIÓN CÍVICA Y CONSTITUCIONAL

Y van más lejos aún, nos explican que destinar una parte del dinero de nuestros impuestos a garantizar una educación pública igualitaria e universal para todos, vulnera los derechos Humanos, pero emplearlo en regalar el terreno, financiar la construcción, subvencionar los gastos y pagar a una empresa privada dependiente de la Iglesia Católica, para que cobre a las familias además una tasas extra y eduque a nuestros hijos en el catolicismo, es lo verdaderamente justo y humanitario. Que no hay mejor administración de un Estado aconfesional que la privatización del Estado, renunciar a la educación de su pueblo y abandonarla en manos de la Iglesia Católica, la única con derecho a enseñar.

Ignoro en qué momento han supuesto que la sociedad española se ha vuelto idiota, pero no me cabe duda que la impunidad les ha vuelto tan temerarios como para perder todo pudor y me temo que vergüenza.

Porque hay que demostrar muy poco decoro para insultar nuestra inteligencia, despreciar el sistema educativo más garantista de la historia de la humanidad y afirmar sin pudor que sus empresas privadas están por encima de nuestros derechos. No, más, que son ellos el único derecho en sí, que lo demás es inhumano, injusto, ilegítimo.

Han llegado a un punto tal de desprecio por la verdad, que no les duelen prendas en mentirnos pública y torpemente sobre nuestra propia historia, como si todos nos hubiésemos idiotizado o educado en sus madrazas y como ovejitas aleladas creyésemos cual artículo de fe al Sr. Rouco Varela cuando afirma que “la Iglesia ha sido la educadora de Europa a lo largo de muchos siglos, antes de que el Estado entrara en el terreno de la formación y de las escuelas”.

Vamos que la Paideia griega, la Ludus Litterarius romana, las Druiderías célticas, no han existido jamás por obra y gracia -maldita la idem- del Sr. Rouco Varela. Damnatio memoriae a troche y moche para todos ¿Es esta la educación que nos merecemos y queremos para nuestros hijos e hijas? La burda falacia, la demagogia barata y la retórica pastoril. Esto es lo que nos espera.

hypatiateachingDesde Hipatia y Cirilo hay una frontera entre dos mundos -el suyo y el nuestro-, que muchos no vamos a cruzar jamás. Por desgracia, la locura de padres irresponsables, políticos corruptos y cleros infames imponen devolvernos al Medievo sin que la mayoría de nuestra sociedad mueva un solo dedo para evitarlo. Así, hoy podemos leer las bravatas histriónicas de pérfidos personajes como el que nos ocupa, que ávidos de un poder que nunca renunciaron a recuperar, se permiten anunciar lo que ya dan por hecho: imponer la rancia, segregacionista y paupérrima educación caciquista preconciliar, “cantando” la comanda bien alto a la cocina del Estado (el Gobierno).

Read Full Post »

Dos noticias recogidas hoy por el lobby fundamentalista católico ACIPRENSA, nos devuelven a la más cruda realidad sobre el espejismo de una Iglesia Católica desinteresada y preocupada por el bienestar de la sociedad.

Aunque es notorio que la Iglesia Católica no es una ONG ni tiene entre sus principales objetivos ocuparse de la salud o la educación de las personas, sí es cierto que lo hace con el fin de procurar la conversión y extender su evangelio en la sociedad. Y no es algo que digamos  terceros para lesionar su credibilidad, sino un hecho confirmado por la más alta jerarquía de su Iglesia.

Sr. D. Dominique Mamberti

Que no es una ONG lo dejaría perfectamente claro el mismo lobby de ACIPRENSA que se ha hecho eco de las noticias que comentamos, cuando ya en 2010 publicó bajo un titular inequívoco las declaraciones al respecto que hizo del Sr. Dominique Mamberti, Arzobispo y Secretario del Vaticano para las Relaciones con los Estados. Titulaban así la noticia: “Vaticano niega que la Iglesia sea una ONG”. En este contexto, el Sr. Mamberti  declaraba contra “que la Iglesia Católica sea una mera organización no gubernamental (ONG)”, explicando que “detrás de la invitación a reducirse a una ONG más allá de la incomprensión del estatus jurídico de la Santa Sede existe probablemente una visión reductiva de su misión que no es sectorial o ligada a intereses particulares”.

Desde Catholic.net nos explican que “Muchas entidades han nacido y funcionan por su raíz católica y su perseverancia en la fidelidad a esos principios que les dieron origen. La Iglesia no es una ONG porque, más allá de sus acciones, es ante todo la “conciencia moral del mundo”. La mayor aportación de la Iglesia no son únicamente sus obras sino también sus palabras y su perseverancia en la defensa de ellas: de la ley natural, de la ética, etc. La Iglesia no es una ONG porque no es fruto del voluntarismo ni es una iniciativa humana. Como dijo Benedicto XVI en su visita a Austria, “ el cristianismo es algo más que un sistema moral, es el regalo de una amistad que incluye una gran fuerza moral que tanto necesita hacer frente a los desafíos de nuestra época”. Esa amistad de la que habla el Papa, es con Cristo. Una amistad que se hace viva en las demás personas y que precisa de la oración para ser más fecunda. Con razón decía la madre Teresa: “sin oración, la atención a los desheredados quizá se pueda aguantar unos días, unas semanas, pero no de forma permanente entregando la propia vida”. Aclarando que la Iglesia  Católica “destina parte de sus recursos económicos principalmente a cinco áreas: 1) sostener al clero y a sus ministros, 2) al ejercicio de su apostolado en diversas formas y en distintos ámbitos de la vida pública, 3) mantener el culto y las actividades religiosas (se incluye la conservación de los templos y obras que la Iglesia administra así como el sueldo de los laicos contratados para ayudar en ello) y 4) a acciones pastorales, caritativas, formativas y de promoción social.” (La negrita  es mía).

Fijémonos que ellos mismos encuadran las acciones caritativas entre aquellas que fomenten la pastoral católica, la formación católica y la promoción social del catolicismo. Vamos lo que en román paladino entendemos como proselitismo. Ésta es y no otra la autentica razón de su caridad y entrega. Algo perfectamente normal pero muy lejos  de ser desinteresado y, al ocultarlo, profundamente mezquino.

Además, confirma su verdadera intencionalidad diciendo que: “La Iglesia no es una ONG porque, más allá de sus acciones, es ante todo la “conciencia moral del mundo”… La mayor aportación de la Iglesia no son únicamente sus obras sino también sus palabras y su perseverancia en la defensa de ellas: de la ley natural, de la ética, etc. La Iglesia no es una ONG porque no es fruto del voluntarismo ni es una iniciativa humana.”

Es evidente, claro, palmario, que la Iglesia Católica pondera el proselitismo como objetivo fundamental de sus acciones sociales y benéficas. No es la acción, sino el mensaje de la Iglesia Católica, el de su moral, el que se pretende transmitir a través de acciones benéficas entre las personas que reciban su ayuda. Luego podremos adornarlo como queramos, pero no nos subestimemos nosotros más aún ignorando la segunda parte del plato de comida, que es la imagen de una monja -claro- sirviéndolo, un cura pidiendo el dinero y un Gobierno entregándolo. Y todo para que al final propaguen que es el catolicismo y su Dios quien les da de comer. Teocracia pura.

No, basta de engañarnos -dejarnos engañar- sobre una generosidad que no existe más allá  de un legítimo -si bien miserable en las formas- interés proselitista. La Iglesia  Católica usa y en muchas ocasiones abusa del bien social que procura a  costa de fieles y Administraciones Públicas, para aprovechar en su interés las carencias de la sociedad y “vendernos” su doctrina.

Sr. D. Robert Sarah

Podemos afianzar esta certeza, leyendo las palabras de quien se supone ha de ser una de las personas que mejor lo sepa, el Sr. Robert Sarah, Cardenal y Presidente del Pontificio Consejo Cor Unum, que manifestaba en otro medio nada sospechoso de bolchevique, laicista o anticlerical el 14/02/2011 que: “la Iglesia no es una ONG ni una sociedad filantrópica. Por tanto, nuestra actuación es y debe ser expresión de evangelización”, publicado por el diario francés La Croix y reproducido por L’Osservatore Romano, recogido por InfoCatólica.

¿Necesitamos más evidencias sobre que es el proselitismo y no la caridad lo que mueve realmente a la Iglesia Católica a mostrarse tan diligente con los más desfavorecidos?

Pues por si aún nos quedan dudas y trasladando la cuestión hacia dos de sus pilares fundamentales, la salud y la educación, vamos a dejar sobre la mesa dos nuevas pistas -mejor pruebas- de nuestras razones para entenderlo de esta forma y que, como dijimos, nos llegan de ACIPRENSA.

La primera de ellas, titulada por este lobby católico: “Obispos quieren que postura católica sobre el matrimonio sea conocida en parroquias y colegios”, refleja tres cuestiones fundamentales:

Primero.- Que cuando acusaban la Iglesia Católica y sus lobbies al anterior Gobierno de España, de hacer ideología en las escuelas por explicar Derechos Humanos, Fundamentales y Civiles, lo que pretendían era socavar la enseñanza democrática en la Educación Pública.

Segundo.- Que además, quería desterrar toda moral democrática de las escuelas con la única intención de imponer después “su” moral, la católica como un privilegio exclusivista, cambiando la Constitución por la Biblia como fuente de Derecho.

Tercero.- Que tras valerse de su prodigalidad en centros educativos, bendecida, subvencionada y auspiciada por el Partido Popular (PP), una vez que éste ha llegado al poder se le insta a cumplir con su “deber” -para con la Iglesia Católica-, con el resultado de la eliminación de la asignatura Educación para la Ciudadanía y la imposición del exclusivismo moral católico.

Ahora, vuelve el catolicismo a tomar el control y el poder de adiestrar a los jóvenes en la doctrina cristiana ¿Y qué valores morales son los que quieren imprimir en los más jóvenes? Efectivamente, los contrarios a los Derechos Humanos, Fundamentales y Civiles:

Los obispos reunidos en la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española consideran “tanto o más urgente que nunca” que la instrucción ‘La verdad del amor humano’, en la que responden a las preguntas que se plantearon al llevar el “matrimonio” homosexual al Tribunal Constitucional, “sea conocida por todos en parroquias, colegios y en cada lugar de la actividad apostólica de la Iglesia“, después de que el Alto Tribunal avalara la vigente legislación.

“La actual legislación sobre el matrimonio es gravemente injusta, porque no reconoce netamente la institución del matrimonio en su especificidad y no protege el derecho de los contrayentes a ser reconocidos en el ordenamiento jurídico como esposo y esposa; ni garantiza el derecho de los niños y de los jóvenes a ser educados como ‘esposos’ y ‘esposas’ del futuro; ni el derecho de los niños a disfrutar de un padre y de una madre en el seno de una familiaestable”, recordó durante el discurso inaugural, el Arzobispo de Madrid y presidente de la CEE, Cardenal Antonio María Rouco Varela.

Y este exclusivismo moral profundamente desigualitario y que afecta a minorías y aconfesionales o practicantes de otros Cultos, no nos equivoquemos, es lo que realmente quieren inculcar bajo el eufemismo de una labor social que a medio y largo plazo nos va salir muy cara… por no decir lo profundamente caro que nos está saliendo privatizar la educación pública para servírsela en bandeja  a la Iglesia Católica.

La segunda “baza” que ponen sobre el tapete lo titulan como “Médicos y enfermeras católicos asumen reto de evangelizar hospitales”.

Ahora que el Gobierno -su Gobierno, el del PP– está privatizando la Sanidad Pública, no olvidan el deber contraído de los Centros de Salud y de sus operarios de aprovechar la debilidad y desamparo de pacientes  -ya clientes- y familiares, para minar sus convicciones y evangelizarlos. No dudo que las donaciones a  la Iglesia  Católica volverán a aumentar a índices preconstitucionales. Quién sabe si mañana pase como con los profesores de catolicismo que pagamos hoy con el  dinero de todos a la Iglesia  Católica y acaben funcionando con el mismo régimen. Es más, de hecho lo adelantan…

Sr. D. Augusto Chendi

El Subsecretario del Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud, Padre Augusto Chendi, pidió a los trabajadores sanitarios a ser fieles a las enseñanzas de Cristo y ser valientes para no suprimir los valores de la Iglesia frente a la vida, “porque quien se acerca al enfermo, se acerca -como dice el Evangelio-, a Cristo”. (La negrita es mía).

El 15 de noviembre, desde el corazón del congreso internacional “El hospital como lugar de evangelización, misión humana y espiritual”, el Padre Chendi explicó a ACI Prensa, que los médicos y enfermeras católicos, deben “ser fieles al mandato de Cristo, y no derogar los valores que la Iglesia anuncia”. (La negrita  es mía).

De aquí a que las consultas vuelvan a tener maniquíes para que las mujeres señalen dónde las duele y no ser tocadas por el médico, poco le falta.

¿Alguien necesita más pruebas? ¿Ha quedado lo suficientemente claro que el único motivo que les lleva a la caridad y beneficencia, es hacer proselitismo? Un proselitismo, añado, ilegítimo desde el momento que aprovecha la necesidad y la situación de desvalimiento, dependencia e inmadurez de las personas a las que se atiende -adoctrina-favoreciendo su situación bajo una inducción emocional que comprometa su fe.

©Fernando González-Wicca Celtíbera

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: